Cómo determinar la duración de tu vídeo online según su distribución

Tienes claro que quieres invertir en una campaña de vídeo online pero, ¿cómo elegir la duración del vídeo? Lo ideal, según explica nuestro CEO Marcos Luengo, es tener en cuenta la estrategia de distribución antes incluso que la producción del vídeo.

¿Dónde vas a publicar tu vídeo y por qué? ¿A qué público quieres llegar? ¿Tienes claro dónde está el público que buscas?

 

En Redes sociales: Menos de un minuto

Los vídeos que se suben a Facebook –como se subiría una imagen– tienen una duración entre 30 y 40 segundos, es decir, una duración mucho más corta que la de los vídeos que se suben en plataformas como Youtube o Vimeo.

Pero también hay diferencias dentro de las redes. En Instagram la duración es de 15 segundos y en Vine, de 6. Si en tu estrategia de distribución quieres incluir los medios sociales, piensa en adaptar tu pieza audiovisual a este formato corto, condensando lo mejor y más impactante.

 

En los medios pagados: Adapta tu contenido

Si vas a distribuir tu vídeo en canales de pago y se trata de un contenido mayoritariamente publicitario, deberías “ceñirte a un formato de anuncio tradicional de televisión, de unos 20 segundos”, explica Marcos Luengo.

Sin embargo, si tu vídeo trata un “contenido menos promocional, como el Branded Content, la duración del vídeo puede alargarse considerablemente”. Los vídeos testimoniales, los casos de estudio o las experiencias de cliente pueden tener una duración más larga, de entre tres y cinco minutos.

Para difundirlo en canales de pago, la mejor opción es concentrar el contenido en 20 segundos, resumir en este tiempo “lo más emocional, aquello que consiga atraer y generar curiosidad”. De esta manera, facilitarás que aumente el número de visualizaciones y será más fácil que el vídeo cumpla su objetivo.

A modo de teaser, puedes conseguir que tras ver el vídeo de 20 segundos, el usuario vaya a otro canal a ver la versión extendida, o que haga alguna acción concreta como llevarle a tu web o conseguir un registro.

 

En tus canales propios: Ofrece la máxima duración

Tutoriales, vídeos explicativos de tu producto, de tu empresa… En tu web puedes colgar todos estos vídeos cada uno con la duración que requiera. Aunque lo mejor siga siendo apostar por la mayor concisión posible, tus canales propios son los que te proporcionarán mejores resultados para vídeos de mayor duración.

Esta premisa se cumple porque los usuarios que llegan a tu web han llegado con un interés previo, ya sea porque el teaser les haya generado curiosidad o porque quieran más información sobre tus servicios y productos.

Lo mismo ocurre en tus canales de YouTube o Vimeo, ya que el usuario entiende que en estas plataformas encontrará vídeos con mayor calidad y por consecuencia, de mayor duración.

 

Resumiendo, antes de la producción de tu vídeo plantéate dónde lo vas a distribuir y establece de antemano las distintas adaptaciones de la pieza que puedes realizar para llegar a tu público. Y como siempre, para cualquier duda sobre la distribución en tu vídeo online, ¡escríbenos!

12 términos de distribución de vídeo online que deberías conocer

La tecnología no para de avanzar. La compra programática está a la orden del día pero todavía hay muchos términos con los que profesionales tenemos que empezar a lidiar. Hoy queremos acercarte estos conceptos que nos ayudarán a comprender mejor esta nueva tendencia.

 

SPP

Al final, la distribución de vídeo online por compra programática no deja de ser la eterna ley de oferta y demanda. Los SPP –Suply Side Platform– son plataformas tecnológicas  de oferta de espacios publicitarios/impresiones. Su objetivo es que estos espacios consigan el mejor rendimiento posible y por supuesto, de manera automática. Poseen un gran inventario y ayudan, con herramientas de segmentación, a aumentar el precio de sus impresiones.

 

DSP

El otro lado: la demanda. Demand Side Platform es la tecnología a la que acuden los anunciantes y agencias de medios para comprar los espacios publicitarios o impresiones –el inventario de los SPP–. Piensa en una subasta, en una “puja en tiempo real”, en la que el anunciante tiene información y datos suficientes como para pujar en base a la audiencia. Concretamente la compra se realiza –tal y como explica la IAB– “impresión a impresión”.

 

Ad Exchanges

Entre las SPP y las DSP, están los Ad Exchanges. La “subasta” no sería posible sin ellos, ya que son los encargados de atribuir la impresión a aquel que ofrece el mejor precio. En términos de la IABpedia, un AD Exchange es un “canal de ventas entre soportes (SPP) y anunciantes (DSP) a los que se ofrece inventario”. No dejan de ser otra plataforma tecnológica que “facilita la automatización de las subastas basadas en precio y las compras (de impresiones) en tiempo real”.

Además, hay de dos tipos: abierto –sin restricción– y cerrado –limitado a algunos soportes y anunciantes, para mayor control de la oferta y demanda–.

 

ecosistema

 

Fill rate

Siguiendo con la oferta y la demanda, el fill rate es la métrica que se obtiene al dividir el número total de veces que un anuncio se muestra con éxito por el número de veces que se solicitó dicho anuncio.

FillRate

Si la petición del anuncio no se produce como debería, el usuario encontrará un espacio en negro donde debería estar el anuncio. Esta métrica es muy relevante para determinar el éxito de una campaña.

 

Instream

Son los anuncios que aparecen antes (pre-roll), durante (mid-roll) o después (post-roll) de un vídeo. Son lo más parecido que existe en Internet a los anuncios de televisión tradicionales.

Por ejemplo, nuestro I-Spot (con la diferencia de que este es interactivo).

 

Outstream

Al contrario que los anteriores, los outstream ads son aquellos anuncios que se colocan fuera del vídeo-contenido, por ejemplo, entre párrafos de un texto. El vídeo no se reproduce hasta que el usuario hace scroll y llega hasta él. Si el usuario sigue bajando por el contenido de la página, el vídeo se para.

Según eMarketer, en una encuesta en la que se preguntó qué tipos de vídeos ads serían más importantes para los clientes en el futuro, el 77% de los encuestados de agencias nombró a los outstream ads, y el 70% de los anunciantes, también.

Para más información sobre este formato, mira nuestras Native Solutions.

 

Header bidding

También conocida como advance-bidding o pre-bidding, es una técnica programática avanzada que permite ofrecer inventario de soportes para distintos anuncios al mismo tiempo, antes de llegar a los ad server –los que deciden el precio final de la impresión–.

Esta técnica surgió de un error, ya que en ocasiones las pujas se realizaban sobre “estimaciones” y no sobre el precio en tiempo real. En Digiday comparan con humor esta técnica con la vida alienígena (por el desconocimiento que hay): es probable que esté ahí, pero nadie la ha visto.

 

Brand Safety

Es la garantía de calidad de la impresión. Se trata de mantener la imagen del anunciante segura y protegida en entornos y soportes controlados. Según la IAB, el Brand Safety proporciona “mejor reconocimiento de marca y una mejora del rendimiento en los medios”.

Estos entornos seguros se denominan “listas blancas”, mientras que también hay “listas negras”, aquellos “no válidos”.

 

Fraud-free

En relación al Brand Safety y como su nombre indica, son aquellos inventarios de soportes “libres de fraude”.

 

Viewability

Según Media Rating Council, un anuncio en display se considera “viewable” cuando se ve el 50% de los píxeles de un anuncio en un segundo, sea cual sea el dispositivo desde el que se acceda al ad.

 

Performance

El término performance hace referencia a que el anunciante sólo paga por resultados medibles, es decir, por aquello que consigue. Dentro de este modelo entraría el CPC –coste por clic–, CPM –coste por mil–, CPL –coste por lead–, etc…

 

CPE

“Coste por Engagement”: el anunciante ya no paga por impresiones, sino que sólo paga cuando el usuario interactúa activamente con el anuncio.

 

Esperamos que estas explicaciones te hayan sido útiles. Si quieres saber más sobre este tema, te recomendamos el Libro blanco de compra programática de la IAB España (gratuito). ¡Te será de gran utilidad!

¿Deberías invertir en la distribución de vídeo online?

¿No sabes si invertir en la distribución de tu vídeo online? ¿Cuánto presupuesto deberías destinar a esta partida? Un vídeo realmente bueno, ¿no se distribuye por sí solo?

Según explica Econsultancy, confiar en la calidad del contenido esperando resultados virales sin invertir en distribución es como jugar a la lotería. Sólo un dato: cada minuto se suben a YouTube 300 horas de vídeo. ¿Cómo conseguir que el de tu marca destaque?

 

La realidad de los vídeos virales

Para que un vídeo se convierta en viral necesita influenciadores. Si tu marca quiere llegar más lejos, necesitarás contactar con los influenciadores adecuados. Todo depende de tus objetivos y de lo lejos que quieras llegar, pero sí es cierto que todo vídeo viral, antes de ser compartido por miles de particulares, lo fue por influenciadores. Ellos están al día de las últimas tendencias, y comparten con su público aquel contenido que creen que les puede aportar valor.

 

La regla del 1/1

Javier Regueira, doctor en Branded Content y Director General de la BCMA Spain, publicó un artículo titulado: “Aprende a distribuir tu contenido, ¿o te crees más listo que George Lucas?”.

“Cuando George Lucas produce una película, procura que esa superproducción en la que ha invertido decenas de millones de dólares se convierta en noticia en el momento de su estreno. La promociona masivamente para así arrastrar a audiencias masivas hacia la taquilla y conseguir un retorno para su inversión”.

Y no sólo se trata de George Lucas. En Hollywood y en la industria del cine, por norma, se suele invertir aproximadamente la misma cantidad en producción que en distribución. Y es que, ¿de qué sirve tu contenido si no llega a nadie?

De esta manera, Regueira explica una regla muy sencilla: la del 1/1. Es decir, invertir en distribución una cantidad equivalente a su producción. A la misma conclusión llega Econsultancy: “Invierte el 50% de tu presupuesto en distribución”.

 

Desde ADman Media te recomendamos –más allá de lo que decidas invertir– que diseñes la estrategia de producción conjuntamente con la de distribución. Decide qué tipo de vídeo vas a crear pensando en el público al que le será relevante y en qué canales puedes encontrar a tu target ideal. Si necesitas asesoramiento sobre cuál es la mejor opción para la distribución de tu vídeo, contáctanos sin compromiso desde aquí.

Las mejores campañas de vídeo marketing de enero

Enero llega a su fin, lo que inicia nuestro repaso mensual a las mejores campañas de vídeo marketing nacionales e internacionales. A continuación, todo lo que deberías haber visto, con una especial característica en estos últimos 31 días. Dos de las campañas escogidas no han sido creadas por marcas, sino por agencias…

 

La más musical:

The mechanic – Cillit Bang

Con un anuncio rupturista –dentro de su sector–, Cillit Bang presenta lo divertidísimo que puede ser limpiar. Un spot que cambia la estrategia de la marca que han seguido hasta ahora, según explica La Criatura Creativa. Además, es su primera campaña global. Parece que el cambio les ha beneficiado, pues en menos de un mes este vídeo ha conseguido más de 4,5 millones de visualizaciones:

 

La más literaria:

Palabras Olvidadas – Proximity Barcelona

Bonita idea de la agencia Proximity en la que venden palabras caídas en desuso por un simple compartir. Pantomima, cachivaches o agasajar son algunas de las elegidas.

El más famoso:

Bring your name – Nike

Superproducción centrada en el baloncesto con un reparto de excepción: LeBron James, Kobe Bryant, Kevin Durant, Kyrie, Paul George, Anthony David y Elena Delle Done. ¿Argumento? Un grupo de niños intenta decidir cuál es su jugador favorito.

 

El más onírico:

Branded Dreams – Studio Smack

“La verdadera pregunta no es: ¿Cuántos anuncios vemos? La verdadera pregunta es: ¿Qué tenemos que hacer para no ver anuncios? Y la respuesta es: ir a dormir” (James B. Twitchelll). Desde los Países Bajos llega esta fantasía hecha realidad, también de agencia: ¿Qué pasaría si las marcas apareciesen en nuestros sueños?

 

El más necesario:

Reporters de guerre – Reporters sans frontiers

¿Qué pasaría si solo supiésemos lo que ocurre en las guerras por la versión oficial y sin reporteros independientes? La respuesta –y la importancia de un periodismo libre– a un clic:

¿Qué te han parecido estas campañas? ¿Has visto alguna este mes que incluirías en la lista? ¡La esperamos en los comentarios!