Programmatic Inhouse Ventajas Inconvenientes

Programática in-house: Ventajas e inconvenientes

El término programática in-house ha cogido mucha fuerza durante los últimos meses. Como su propio nombre indica, consiste en que las marcas y anunciantes gestionen internamente sus operaciones de publicidad programática, sin contar con las agencias.

Algunas marcas que ya están aplicándolo son Procter & Gamble, American Express, Unilever, L’Oreal o Netflix (que fue una de las pioneras).

Según un estudio de la firma Centro recogido en DirComfidencial, el 24% de los anunciantes afirma que ha externalizado su gestión programática, pero en el futuro solo lo hará el 19%.

Por otro lado, el 43% de los encuestados respondió que la fórmula ideal sería tener un equipo propio de programática dentro del área de medios del anunciante.

Pero, ¿qué se gana y qué se pierde al gestionar estas operaciones de forma interna? ¿Qué necesitan las marcas para llevarlo a cabo con éxito? Vamos a descubrirlo 😉

 

Ventajas de la programática In-house

La programática in-house ha surgido como consecuencia de la insatisfacción de las marcas con las operaciones programáticas llevadas a cabo por algunas agencias.

Esta insatisfacción tuvo principalmente dos causas: la falta de transparencia en cuanto a resultados (¿dónde ha aparecido mi anuncio?) y un revenue de sus campañas que no se ajustaba a las expectativas por el presupuesto invertido.

Ahora la situación es muy distinta, gracias a  la existencia de los reportes automatizados y el acceso a todos los datos de campaña en tiempo real. Marcas y anunciantes se han tranquilizado, ya que los niveles de transparencia actuales no tienen nada que ver con los que había en los primeros tiempos de la programática.

Dejando la transparencia aparte, la principal ventaja de la programática dentro de los equipos de la propia marca es el control en cuanto a costes y procesos de las operaciones.

Además, tal y como afirma Digiday en el report “WTF is in-house programmatic?”, tener la programática in-house también permite tener el control de los datos y la segmentación en todo momento. 

Según explican, otra ventaja es la reducción de costes y el aumento de la agilidad de los procesos, al no haber intermediarios.

 

Inconvenientes de la programática In-house

Hay dos grandes retos a los que se enfrentan las marcas que quieran gestionar internamente sus operaciones programáticas: encontrar el talento necesario y desarrollar la tecnología exacta para llevarlas a cabo.

Como se explica en este otro artículo de Digiday, la búsqueda de talento resulta muy difícil, ya que no solo hay que encontrar a profesionales que tengan el conocimiento programático necesario, sino que también sepan utilizar ese conocimiento para que tenga impacto directo en el negocio.

Además, añaden, las marcas aquí juegan en desventaja, ya que las agencias pueden ofrecer más posibilidades de escala, más diversidad y más retos a los talentos al trabajar con múltiples anunciantes.

A este talento programático -que podría ser el Director de Programática- hay que sumarle otros cargos que también serán necesarios en la empresa: analistas de datos, ingenieros y desarrolladores por un lado, pero también “buenos abogados y buenos planners que puedan analizar correctamente los contratos Third-Party Data”.

La gran pregunta que deben hacerse las marcas, explican en el report, es si tienen los suficientes datos First-Party y el presupuesto necesario para realizar una estrategia programática robusta y conseguir así rentabilidad de sus operaciones.

Por último, añaden un dato muy representativo: la programática in-house es especialmente relevante para aquellos anunciantes que gasten al menos 10 millones de dólares anuales en programática.

 

Esperamos que este post te haya ayudado a entender mejor cómo está el panorama actual de programática in-house. Si quieres saber más, síguenos en Twitter y en LinkedIn donde encontrarás más noticias y tendencias sobre programática y vídeo 😉

 

 

 

Para más información sobre programática in-house, puedes consultar:
historia video online marketing

Historia (breve) del vídeo online marketing

Con tantos cambios a nuestro alrededor, de vez en cuando conviene hacer un alto en el camino y mirar hacia atrás para tener una mejor compresión del presente y del futuro cercano.

Ese es el objetivo de este artículo: coger perspectiva. Ponte cómodo porque vamos a empezar un viaje que empieza hace más de 20 años 😉

 

Los 90s y la primera retransmisión en directo en streaming

Empezaremos centrándonos en la llegada del vídeo online.

Aunque suene increíble, la primera retransmisión en directo vía streaming la realizó el grupo de rock Severe Tire Damage el 24 de junio de 1993, según explica Rasty Turek en este artículo.

Por aquel entonces, muy poca gente tenía acceso a Internet, y el propio concepto empezaba a extenderse aunque con bastante confusión, tal y como puedes comprobar en el siguiente vídeo:

 

 

Podríamos decir que durante los 90s y principios de los 00s nacieron los vídeos virales -aunque todavía no se les diera ese nombre-, que se compartían en su mayoría a través de cadenas de email.

 

dancing baby

Vídeo viral de los 90s: Dancing baby

 

En 1995 llegó ActiveMovie -antecesor de Windows Media Player- que permitía a los usuarios transmitir contenido en vídeo. Más tarde, en 1999 llegó Napster, una red de intercambio de archivos P2P.

Pero en el 2000 solo el 3% de los norteamericanos tenían acceso a Internet de banda ancha (y no hablemos ya de España), así que imagina cómo de rápida iba la descarga de archivos de música y vídeo a través de conexiones telefónicas de 56 Kilobytes (piensa que un Giga es igual a 1.000.000 Kilobytes).

Si quieres entrar en más detalle sobre la guerra de los players y los años pre-YouTube, tienes más información en este artículo de Treepodia.

 

El punto de inflexión: el nacimiento de YouTube

En 2005 tres antiguos empleados de Paypal, Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karin crearon YouTube, un website para compartir vídeos. Mucho contenido de series -como South Park, que estaba en alza- empezó a compartirse en esta plataforma, ya que los móviles todavía eran muy primarios.

En 2006 Google compró YouTube y en 2009 Apple lanzó el iPhone 3GS, la primera versión con capacidad para vídeos nativos.

Según explican en Adweek, los anteriores iPhones podían hackearse y modificarse, así que podemos decir que aquí nació el estándar. A partir de este momento, la cantidad de vídeos que se subieron a la red fue cada vez mayor.

 

Del 2010 hasta la actualidad

En 2010 nacimos nosotros, ADman Media, y empezamos a desarrollar nuestra red de publishers que compartían vídeos con sus seguidores siempre que fueran afines con su audiencia.

Viéndolo con perspectiva, podemos afirmar que estábamos ante el principio de la nueva era del vídeo marketing.

 

consumo video 2011-2015

 

Una vez los usuarios empezaron a invertir más tiempo viendo vídeos, las marcas vieron su importancia y la gran herramienta que suponía para conectar con sus audiencias, por lo que empezaron también a invertir un mayor presupuesto a la partida digital.

El Branded Content iba ganando terreno aunque la premisa mayoritaria era distribuir sus spots de TV en el canal digital. Por ejemplo, en 2013 solo 3 de cada 10 anunciantes españoles invirtió en distribución de video marketing.

Esa fue una de las conclusiones que explicamos junto con la IAB Spain y TNS en el 1º Estudio de Vídeo Marketing de España. El panorama estaba así:

 

Estudio Video Online España

 

Ahora parece extraño, pero apenas se hablaba de la diferencia entre desktop y mobile. Fue en 2015 cuando medios como Business Insider aseguraban los beneficios y el crecimiento que tendría en mobile:

 

digital video revenue

 

En 2015 el 57% del tráfico ya fue vídeo online, con su gran mayoría en desktop, mientras los anuncios en mobile se iban asentando progresivamente.

Fue en 2016 cuando los anuncios multidispositivo ya se afianzaron por completo, siendo el móvil el dispositivo principal para impactar a millennials y las tablets para llegar a la generación 35-54.

Y ese mismo año el vídeo tuvo su mayor crecimiento en redes sociales. Nada menos que un crecimiento del 155% gracias a la popularización de las redes 4G de alta velocidad, tal y como explican en Antevenio.

Aunque ahora nos parezca que nuestros timelines siempre han estado copados de vídeos, lo cierto es que ha ido creciendo exponencialmente desde hace apenas dos años.

¿Y cómo estamos en la actualidad? Te damos unos últimos insights, gracias a Forbes:

  • Para 2019, el 80% del tráfico en Internet será móvil.
  • Facebook genera 8 mil millones de visualizaciones en vídeo por día de media.
  • Los informes de YouTube afirman que el consumo aumenta un 100% cada año.
  • El 90% de los usuarios afirma que los vídeos les ayudan a tomar decisiones de compra.

El mundo del vídeo online es vastísimo pero esperamos que con este breve repaso al pasado hayas cogido una mejor perspectiva. Te animamos a que compartas con nosotros en los comentarios tus recuerdos de esta trayectoria 🙂

Por nuestra parte, seguiremos al día de las tendencias más imperantes del sector para seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer: distribuir vídeos de calidad para que lleguen a su público perfecto.