Bid Shading

¿Qué es el Bid Shading?

Como ya hemos comentado varias veces en este blog, la publicidad programática se encuentra en un momento apasionante de continua evolución y mejora.

Esto provoca que constantemente surjan nuevos métodos que hay que conocer y aplicar, y uno de los más recientes es el Bid Shading.

Antes de explicarte en qué consiste, es indispensable que entiendas dos conceptos adyacentes.

¿Qué son las subastas de primer precio?

Vamos a situarnos: estamos en una subasta por una impresión gestionada a través de publicidad programática RTB -Real Time Bidding-.

Las marcas pujan para impactar a la persona que está al otro lado del ordenador y cuando una gana, se produce la compra. ¿Pero a qué precio?

Si la subasta es de primer precio, la marca paga el precio más alto, es decir, el precio por el que se ha ganado la subasta.

Imagina: la marca A ha pujado por 3,5€ y la B por 2,8€. En las subastas de primer precio, ganará la marca A y pagará por esa impresión 3,5€. En estos casos el precio de venta lo establece la primera puja.

¿Y las de segundo precio?

Aquí la cosa cambia, sigue ganando la marca A porque ha ofrecido la puja más alta, pero el precio final que pagará no será el precio con el que ha ganado la subasta.

En estos casos, el precio final de venta lo establece la segunda puja. Así que la marca A seguirá siendo la ganadora pero en vez de pagar 3,5€ -la puja más alta y con la que ha ganado-, pagará 2,81€, la segunda puja más un 0,01€ más.

Ahora sí: ¿Y qué es el Bid Shading?  

El Bid Shading es una fórmula intermedia entre las subastas de primer precio y las de segundo. Aplicando el Bid Shading, la marca A no pagará ni el precio de la primera puja ni el de la segunda, sino que pagará un precio intermedio entre ambas.

Este precio intermedio se estipula a partir de toda una serie de variables. Según explican en Digiday, se analiza el histórico de precios que suele ganar en esa web, en esa posición de anuncio, y también qué pujas de precio pierden la subasta. Procesan y analizan toda esta información para decidir ese precio intermedio entre la primera y la segunda puja.

¿Por qué ha surgido el Bid Shading?

Según explican tanto en eMarketer como Digiday, la programática ha crecido en un mundo de subastas de segundo precio.

No obstante, durante los últimos años la tendencia ha virado hacia las de primer precio, y las marcas han reclamado que estaban “sobrepagando” por las impresiones que conseguían.

Aunque es una ventaja claramente para marcas y anunciantes, en eMarketer afirman que los publishers también ganan porque les provee de una demanda mucho más consistente al evitar los picos de precio.

Por ahora puedes encontrar el Bid Shading en algunos SSPs y están empezando a implementarlo también los DSPs.

Esperamos que te haya quedado claro qué significa el Bid Shading y como siempre decimos, pregunta e infórmate bien siempre que realices cualquier campaña de programática para que tenerlo todo bien claro 🙂

 

Fuentes citadas en este artículo:
Digiday: WTF is Bid Shadin?
eMarketer: How Bid Shading is changing Programmatic Auctions
Cambios publicidad ultimos años

Los 3 grandes Cambios de la Publicidad Digital en los últimos años

Ahora nadie se plantea que una web no sea responsive para móvil. A nadie se le ocurriría afirmar que el vídeo online no ayuda a desarrollar el branding de una marca.

Pero ¿qué ocurría hace unos años? Vivimos en una evolución tan constante y rápida de la tecnología que apenas si recordamos cómo hemos llegado hasta aquí. Por eso hoy queremos hacer un alto en el camino y repasar cuáles han sido los cambios que más han afectado a la industria en los últimos años.

De grandes audiencias a la hipersegmentación

Hasta hace unos años, la televisión era la reina de la publicidad por su innata capacidad de llegar a audiencias masivas. Millones y millones de personas en un mismo momento viendo una misma publicidad. De la misma forma funcionaba la lógica publicitaria en otros medios como prensa o radio: cuanta más gente, mejor.

En este sentido, la publicidad programática ha supuesto el mayor cambio hasta el momento de todos los paradigmas publicitarios. El objetivo ya no es impactar a un nivel cuantitativo sino cualitativo.

Se trata de escoger al detalle las características de la persona que recibirá el anuncio para que sea lo más afín posible al target deseado por la marca. Y todavía estamos en una primera fase de evolución, porque todo apunta a que dentro de pocos años la hipersegmentación dejará de existir, ya que la publicidad que recibiremos será lo más personalizada posible para cada persona que la reciba. Aunque para eso todavía falta…

El crecimiento del mobile

Si miramos atrás, vemos que la penetración del móvil en las estrategias de publicidad fue muy progresiva. El primer iPhone se lanzó en 2007, sin embargo, no fue hasta 2016 que el móvil se tomó en consideración como un medio imprescindible.

Así lo avisamos ya en este blog a finales de 2015:

Según el estudio de la IAB “Estudio Anual de Televisión Conectada y Vídeo Online”, el 90% de los internautas ve vídeo online, aunque el ordenador sigue siendo el principal dispositivo, el Smartphone y la tablet han aumentado el doble en tan solo un año.

Justo unos meses más tarde, estas eran las cifras y previsiones de inversión en móvil de eMarketer:

Inversión publicitaria en mobile 2015-2020

Y aunque afinaron bastante, se quedaron cortos en sus previsiones. El boom de los smartphones ha impactado tanto en nuestras vidas que las marcas han ido derivado cada vez más sus inversiones hacia él.

eMarketer auguraba que en 2018 habría un 28,8% de gasto destinado al móvil del total invertido en medios, pero lo cierto es que este año ya llegará casi al 34%, superando por primera vez al gasto en televisión.

Inversión total en 2018 por medio

Además, tal y como se explicó en este estudio de Zenith, se prevee que la inversión en mobile siga creciendo a un 21% anual hasta 2020. ¡Casi nada!

El auge del vídeo online

En ADman Media nuestra misión ha sido desde nuestros inicios la distribución de vídeo online. Y hemos vivido en primera persona este crecimiento sin parangón.

En nuestra (breve) historia del vídeo online, ya comentamos algunas cifras que ahora resultan hasta ridículas, como que en 2013 solo 3 de cada 10 anunciantes españoles invirtió en distribución de video marketing.

A medida que iba aumentando el tiempo que los consumidores pasaban viendo vídeo -su consumo crece unos 12 puntos desde 2014- el sector afianzó su confianza en este formato.

A finales de 2015, los marketers ya estaban convencidos de que era el futuro. Y aunque parecía que en 2016 llegó a su cumbre, solo hay que ver los últimos datos del estudio de la IAB en los que se recoge un crecimiento del gasto en publicidad en vídeo online nada menos que del 53% durante los dos últimos años.

Inversión en vídeo online - IAB

 

¡Ha cambiado tanto en tan poco tiempo! Y lo mejor, lo que todavía nos queda por ver. Vivimos sin duda un momento apasionante de la publicidad, en el que todavía quedan muchas posibilidades por explorar. Ahora cuéntanos: ¿cuáles crees tú que serán los próximos cambios que veremos llegar? ¡Te esperamos en los comentarios!