Consejos para integrar el vídeo en tu estrategia de contenidos

Estamos viviendo la edad del vídeo. Además de las estadísticas y estudios, sólo tienes que ver lo que ocurre a tu alrededor, por ejemplo, en tu Facebook. Las marcas lanzan cada vez más contenido en vídeo, incluso habrás notado que los medios de comunicación tradicionales empiezan a desmenuzar sus noticias y a servirlas de forma audiovisual. Si quieres aprovechar el momento y subirte al carro del vídeo online, asegúrate antes de que tu video cumplirá lo siguiente:

 

1. Alinea el objetivo de tu vídeo con los objetivos de comunicación y con los objetivos de tu audiencia

Ya dedicamos un post en exclusiva a hablar de los objetivos de comunicación que debe perseguir tu vídeo online: ¿Notoriedad, conexión, consideración o conocimiento? O dicho de otro modo: ¿Cuáles son los objetivos principales de tu estrategia de contenidos? ¿De qué manera la has definido según los distintos fines: entretener, informar, inspirar…?

Para encajar tu vídeo en todas esas variables te recomendamos por un lado, que decidas qué objetivo de comunicación quieres que refuerce tu vídeo y por otro, qué objetivo saciarás en tu audiencia. Recuerda que hay dos razones por las que alguien verá tu vídeo: porque sea útil, o porque sea entretenido.

Además, no debes olvidar cuáles son las características intrínsecas del vídeo online y aquello en lo que más puede ayudarte –engagement– para que decidas mejor hacia dónde encararlo.

 

2. Dime qué objetivo tienes y sabrás qué tipo de vídeo crear

Una vez tengas tus objetivos claros, te será muy fácil escoger qué tipo de vídeo crear. ¿Explicativo de producto? ¿Explicativo de empresa? ¿Un testimonial o experiencial? ¿Un anuncio entretenido? ¿O quizás un Branded Content revelador?

Si te faltan ideas, te proponemos un ejercicio muy útil. Entra en Content Matters, nuestra plataforma donde recopilamos los mejores Branded Content y anuncios a nivel mundial. Mira algunos de ellos y plantéate las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo clasificarías el vídeo? ¿En qué tipología lo enmarcarías?
  • ¿Cuál dirías que es su objetivo en términos de comunicación? ¿Y en términos de negocio? ¿A qué crees que ayuda?
  • ¿Qué han querido satisfacer en la audiencia con la realización de ese vídeo? ¿Qué has sentido al verlo? ¿Qué querían decirte con él?

 

A variety of images as a big video wall of the TV screen

 

 3. Planifica la difusión de tu vídeo desde la creación del mismo

De nada servirá lo anterior si no planificas con anterioridad por dónde moverás tu vídeo, a qué público quieres llegar y dónde vas a encontrarlo.

Ya vimos hace unas semanas cómo influyen las diferentes pantallas en la visualización de un vídeo, así como cuál es la duración más adecuada según los canales de distribución.

Hacer este ejercicio de planificación desde el principio te ahorrará sorpresas y disgustos de última hora tales como que al reducir el tiempo para canales pagados se pierda o malinterprete el mensaje, o que tu logo no se adecúe al tamaño móvil.

Y por supuesto, no debes olvidar qué quieres que haga tu público una vez haya acabado el vídeo, para lo que deberás definir muy bien tu Call to Action.

 

¿Dudas o preguntas? ¡Te esperamos en los comentarios! Y si quieres que tu vídeo llegue lo más lejos posible, contáctanos desde aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *