Cómo evitar los errores más comunes de la compra programática

Ya vimos en este blog algunos consejos para realizar una campaña de vídeo programático. Comentamos que era imprescindible tener unos conocimientos básicos del ecosistema programático, así como elegir bien el tipo de programática según objetivos y definir muy al detalle el target.

No obstante, aun cumpliendo estas recomendaciones hay algunos errores que se van repitiendo en algunas campañas y que recoge Econsultancy. Sigue leyendo y descubre cómo evitarlos:

  • Aprovechar bien el Data

A todos nos ha pasado alguna vez el recibir una campaña que no está para nada alineada con nuestros gustos o intereses. Para evitarlo, es crucial saber de dónde vienen los datos de cada campaña: ¿son first, second o third-party data?

Se comenta que los First-Party Data suelen ser los más efectivos, ya que es información directa dada por el propio consumidor (al rellenar un cuestionario, los extraídos directamente de su comportamiento…). No obstante, si el DMP –Data Management Platform– es de calidad, no hay razón para desconfiar de los Third-Party, ya que se basan en todas las interacciones que el usuario realiza en Internet.

De todas formas, lo principal es alinear las fuentes de datos con los objetivos de la campaña. Si por ejemplo la campaña va muy enfocada a la venta de un producto es mejor impactar a aquellos usuarios que ya han demostrado un interés previo, por lo que los datos ideales serían los First-Party. Si se trata de una campaña de notoriedad o branding, los Third-Party encajarían a la perfección, ya que nos permitirán llegar a aquellas personas con motivaciones afines.

  • Tener en cuenta el Customer Journey

No es lo mismo que un cliente esté teniendo un primer contacto con la marca que ya haya entrado a consultar un par de veces la página y esté pensando si comprar o no. Entender el ciclo que realiza el consumidor en cada producto/marca es indispensable para poder impactarles de forma relevante.

Un ejemplo claro es que te sigan impactando con ofertas y descuentos sobre aquel destino al que ya has ido de vacaciones y que estuviste mirando con anterioridad. ¿La solución? El cruce de datos previo. Cruzar los datos con la motivación de los consumidores para conseguir buenos resultados. Si quieres verlo con un ejemplo, te recomendamos este post sobre una campaña programática internacional cruzada con First-Party Data.

  • Definir la frecuencia de los impactos

Según Digiday, la “mala gestión de la frecuencia está costando a los vendedores digitales miles de millones de dólares al año”. Es muy importante comprender cuál es el número óptimo de impresiones para que el rendimiento sea mayor, y para que también se evite el desperdicio. Por ejemplo, pueden realizarse testings para probar distintas frecuencias hasta esclarecer cuál es la que ofrece las mejores métricas.

Recuerda: datos, customer journey y frecuencia de impactos serán las tres claves que te ayudarán a que las campañas lleguen a lo más alto. ¿Dudas, aportaciones? ¡Estaremos encantados de leerte en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *