Programmatic Inhouse Ventajas Inconvenientes

Programática in-house: Ventajas e inconvenientes

El término programática in-house ha cogido mucha fuerza durante los últimos meses. Como su propio nombre indica, consiste en que las marcas y anunciantes gestionen internamente sus operaciones de publicidad programática, sin contar con las agencias.

Algunas marcas que ya están aplicándolo son Procter & Gamble, American Express, Unilever, L’Oreal o Netflix (que fue una de las pioneras).

Según un estudio de la firma Centro recogido en DirComfidencial, el 24% de los anunciantes afirma que ha externalizado su gestión programática, pero en el futuro solo lo hará el 19%.

Por otro lado, el 43% de los encuestados respondió que la fórmula ideal sería tener un equipo propio de programática dentro del área de medios del anunciante.

Pero, ¿qué se gana y qué se pierde al gestionar estas operaciones de forma interna? ¿Qué necesitan las marcas para llevarlo a cabo con éxito? Vamos a descubrirlo 😉

 

Ventajas de la programática In-house

La programática in-house ha surgido como consecuencia de la insatisfacción de las marcas con las operaciones programáticas llevadas a cabo por algunas agencias.

Esta insatisfacción tuvo principalmente dos causas: la falta de transparencia en cuanto a resultados (¿dónde ha aparecido mi anuncio?) y un revenue de sus campañas que no se ajustaba a las expectativas por el presupuesto invertido.

Ahora la situación es muy distinta, gracias a  la existencia de los reportes automatizados y el acceso a todos los datos de campaña en tiempo real. Marcas y anunciantes se han tranquilizado, ya que los niveles de transparencia actuales no tienen nada que ver con los que había en los primeros tiempos de la programática.

Dejando la transparencia aparte, la principal ventaja de la programática dentro de los equipos de la propia marca es el control en cuanto a costes y procesos de las operaciones.

Además, tal y como afirma Digiday en el report “WTF is in-house programmatic?”, tener la programática in-house también permite tener el control de los datos y la segmentación en todo momento. 

Según explican, otra ventaja es la reducción de costes y el aumento de la agilidad de los procesos, al no haber intermediarios.

 

Inconvenientes de la programática In-house

Hay dos grandes retos a los que se enfrentan las marcas que quieran gestionar internamente sus operaciones programáticas: encontrar el talento necesario y desarrollar la tecnología exacta para llevarlas a cabo.

Como se explica en este otro artículo de Digiday, la búsqueda de talento resulta muy difícil, ya que no solo hay que encontrar a profesionales que tengan el conocimiento programático necesario, sino que también sepan utilizar ese conocimiento para que tenga impacto directo en el negocio.

Además, añaden, las marcas aquí juegan en desventaja, ya que las agencias pueden ofrecer más posibilidades de escala, más diversidad y más retos a los talentos al trabajar con múltiples anunciantes.

A este talento programático -que podría ser el Director de Programática- hay que sumarle otros cargos que también serán necesarios en la empresa: analistas de datos, ingenieros y desarrolladores por un lado, pero también “buenos abogados y buenos planners que puedan analizar correctamente los contratos Third-Party Data”.

La gran pregunta que deben hacerse las marcas, explican en el report, es si tienen los suficientes datos First-Party y el presupuesto necesario para realizar una estrategia programática robusta y conseguir así rentabilidad de sus operaciones.

Por último, añaden un dato muy representativo: la programática in-house es especialmente relevante para aquellos anunciantes que gasten al menos 10 millones de dólares anuales en programática.

 

Esperamos que este post te haya ayudado a entender mejor cómo está el panorama actual de programática in-house. Si quieres saber más, síguenos en Twitter y en LinkedIn donde encontrarás más noticias y tendencias sobre programática y vídeo 😉

 

 

 

Para más información sobre programática in-house, puedes consultar:
historia video online marketing

Historia (breve) del vídeo online marketing

Con tantos cambios a nuestro alrededor, de vez en cuando conviene hacer un alto en el camino y mirar hacia atrás para tener una mejor compresión del presente y del futuro cercano.

Ese es el objetivo de este artículo: coger perspectiva. Ponte cómodo porque vamos a empezar un viaje que empieza hace más de 20 años 😉

 

Los 90s y la primera retransmisión en directo en streaming

Empezaremos centrándonos en la llegada del vídeo online.

Aunque suene increíble, la primera retransmisión en directo vía streaming la realizó el grupo de rock Severe Tire Damage el 24 de junio de 1993, según explica Rasty Turek en este artículo.

Por aquel entonces, muy poca gente tenía acceso a Internet, y el propio concepto empezaba a extenderse aunque con bastante confusión, tal y como puedes comprobar en el siguiente vídeo:

 

 

Podríamos decir que durante los 90s y principios de los 00s nacieron los vídeos virales -aunque todavía no se les diera ese nombre-, que se compartían en su mayoría a través de cadenas de email.

 

dancing baby

Vídeo viral de los 90s: Dancing baby

 

En 1995 llegó ActiveMovie -antecesor de Windows Media Player- que permitía a los usuarios transmitir contenido en vídeo. Más tarde, en 1999 llegó Napster, una red de intercambio de archivos P2P.

Pero en el 2000 solo el 3% de los norteamericanos tenían acceso a Internet de banda ancha (y no hablemos ya de España), así que imagina cómo de rápida iba la descarga de archivos de música y vídeo a través de conexiones telefónicas de 56 Kilobytes (piensa que un Giga es igual a 1.000.000 Kilobytes).

Si quieres entrar en más detalle sobre la guerra de los players y los años pre-YouTube, tienes más información en este artículo de Treepodia.

 

El punto de inflexión: el nacimiento de YouTube

En 2005 tres antiguos empleados de Paypal, Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karin crearon YouTube, un website para compartir vídeos. Mucho contenido de series -como South Park, que estaba en alza- empezó a compartirse en esta plataforma, ya que los móviles todavía eran muy primarios.

En 2006 Google compró YouTube y en 2009 Apple lanzó el iPhone 3GS, la primera versión con capacidad para vídeos nativos.

Según explican en Adweek, los anteriores iPhones podían hackearse y modificarse, así que podemos decir que aquí nació el estándar. A partir de este momento, la cantidad de vídeos que se subieron a la red fue cada vez mayor.

 

Del 2010 hasta la actualidad

En 2010 nacimos nosotros, ADman Media, y empezamos a desarrollar nuestra red de publishers que compartían vídeos con sus seguidores siempre que fueran afines con su audiencia.

Viéndolo con perspectiva, podemos afirmar que estábamos ante el principio de la nueva era del vídeo marketing.

 

consumo video 2011-2015

 

Una vez los usuarios empezaron a invertir más tiempo viendo vídeos, las marcas vieron su importancia y la gran herramienta que suponía para conectar con sus audiencias, por lo que empezaron también a invertir un mayor presupuesto a la partida digital.

El Branded Content iba ganando terreno aunque la premisa mayoritaria era distribuir sus spots de TV en el canal digital. Por ejemplo, en 2013 solo 3 de cada 10 anunciantes españoles invirtió en distribución de video marketing.

Esa fue una de las conclusiones que explicamos junto con la IAB Spain y TNS en el 1º Estudio de Vídeo Marketing de España. El panorama estaba así:

 

Estudio Video Online España

 

Ahora parece extraño, pero apenas se hablaba de la diferencia entre desktop y mobile. Fue en 2015 cuando medios como Business Insider aseguraban los beneficios y el crecimiento que tendría en mobile:

 

digital video revenue

 

En 2015 el 57% del tráfico ya fue vídeo online, con su gran mayoría en desktop, mientras los anuncios en mobile se iban asentando progresivamente.

Fue en 2016 cuando los anuncios multidispositivo ya se afianzaron por completo, siendo el móvil el dispositivo principal para impactar a millennials y las tablets para llegar a la generación 35-54.

Y ese mismo año el vídeo tuvo su mayor crecimiento en redes sociales. Nada menos que un crecimiento del 155% gracias a la popularización de las redes 4G de alta velocidad, tal y como explican en Antevenio.

Aunque ahora nos parezca que nuestros timelines siempre han estado copados de vídeos, lo cierto es que ha ido creciendo exponencialmente desde hace apenas dos años.

¿Y cómo estamos en la actualidad? Te damos unos últimos insights, gracias a Forbes:

  • Para 2019, el 80% del tráfico en Internet será móvil.
  • Facebook genera 8 mil millones de visualizaciones en vídeo por día de media.
  • Los informes de YouTube afirman que el consumo aumenta un 100% cada año.
  • El 90% de los usuarios afirma que los vídeos les ayudan a tomar decisiones de compra.

El mundo del vídeo online es vastísimo pero esperamos que con este breve repaso al pasado hayas cogido una mejor perspectiva. Te animamos a que compartas con nosotros en los comentarios tus recuerdos de esta trayectoria 🙂

Por nuestra parte, seguiremos al día de las tendencias más imperantes del sector para seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer: distribuir vídeos de calidad para que lleguen a su público perfecto.

con quien trabaja un ssp

¿Con quién trabaja un SSP?

Siempre comentamos en nuestros artículos la importancia de trabajar con partners reconocidos en el sector y que sean de tu total confianza para garantizar el éxito de tus campañas.

La publicidad programática es como una cadena de montaje en la que se necesita un engranaje perfecto de todos los actores para obtener resultados de éxito.

Así que hoy vamos a explicarte con quién trabaja un SSP. Empezaremos con el primer actor de esta cadena: los DSPs.

 

DSPs: La demanda

Son las plataformas tecnológicas que defienden los intereses de los anunciantes, y buscan conseguir los mejores precios para sus campañas.

Los DSPs se conectan a los Ad Exchanges, las plataformas que ponen en contacto la demanda con la oferta de inventario.

En nuestro caso, nos podemos conectar con los DSPs tanto a través de Ad Exchanges como directamente a través de nuestro SSP. En este caso, cerramos acuerdos con los anunciantes (o con sus agencias de medios) para que puedan acceder a nuestra red de publishers premium a través de dos tipos de programática directa: preferred deal y subasta privada.

Cada DSP está centrado en un área de mercado, por eso y tras nuestra operación con AcuityAds, recomendamos la utilización de su DSP en todo el mercado anglosajón.

 

Ad Exchange: El centro de las operaciones

Aquí es donde se une la demanda (marcas y anunciantes compradores de espacios) con la oferta (publishers y SSPs). El Ad Exchange es la plataforma que estipula el precio de la impresión.

Al conectarse al Ad Exchange, los SSPs (nosotros) mostramos el inventario que está a la venta y el precio según formatos.

Por su parte, los anunciantes conectados desde los DSPs escogen qué impresiones quieren, el usuario al que se dirigen, los formatos de los distintos espacios, horas y sobre todo, cuál es el precio máximo que están dispuestos a pagar.

 

DMPs: Los grandes almacenes de datos

Ya explicamos en este artículo qué es un DMP y cómo trabajan los datos. A modo de resumen, son las plataformas tecnológicas en las que se recopilan, se almacenan y se gestionan grandísimas cantidades de datos sobre la audiencia.

Es una pieza fundamental del engranaje y corresponde al buyer (anunciante) la elección de un DMP u otro. Desde ADman Media siempre recomendamos que se elija un buen DMP, de confianza y que garantice buenos resultados.

Actualmente estamos desarrollando un DMP propio con First-Party Data del que ya te te hablaremos más adelante 😉

 

Cómo se garantiza Third-Party Verification y Brand Safe

Cada uno de estos conceptos se garantiza de forma diferente.

Al trabajar con programática directa todas nuestras campañas se distribuyen en nuestra red de publishers premium, lo que contribuye a obtener unos muy buenos resultados de Brand Safety. De todos modos, es el buyer quien decide qué Brand Safety quiere aplicar por lo que para nosotros es vital conocer sus objetivos con el fin de proporcionarle el tráfico de calidad más cercano a su target.

Por otro lado, corroboramos la información de la persona que verá el anuncio con otro partner independiente a través de Third-Party Verification.

 

En resumen, estamos conectados a los principales y más grandes DSP de vídeo a nivel mundial, así como a Ad Exchanges y DMP referentes en el mercado para asegurar:

  • [A los publishers] El acceso al máximo volumen de campañas existentes del mercado mundial programático.
  • [A los anunciantes] La distribución de sus campañas en entornos editoriales de primera calidad, con impresiones 100% viewable, brand safe y libres de fraude.

Actualmente hay muchos actores en el mercado programático (y nuevos que van surgiendo), por lo que es vital escoger a referentes del sector para conseguir los mejores resultados.

Si quieres saber más sobre cómo podemos distribuir tus campañas en nuestros entornos premium, o quieres maximizar los ingresos de tu website, escríbenos desde aquí.

Teléfonos antiguos, rumores programática

5 falsos rumores (y su origen) sobre la publicidad programática

Existen algunas ideas sobre la publicidad programática que se han extendido durante los últimos años y que no se ajustan con precisión a la realidad.

Aunque el origen de estos rumores tiene que ver en la mayoría de los casos con los principios de la publicidad programática, el desconocimiento sobre este sector ha provocado que algunos de ellos se afiancen con fuerza en la mentalidad de algunos profesionales.

En el artículo de hoy derribaremos estos mitos, veremos el porqué de su origen y descubriremos cuánto hay de cierto en cada una de las siguientes afirmaciones.

1) Toda la publicidad programática es RTB

Dónde está el error: El método más conocido de publicidad programática es el Real Time Bidding, por lo que muchos profesionales la asocian sistemáticamente.

Como hemos explicado con anterioridad en este blog, todo el RTB es publicidad programática pero no toda la programática es RTB. Existen otros tres tipos de programática, conocidos como programática directa, que son:

  • Programmatic garantizado.
  • Subastas privadas.
  • Prefrerred deals.

[Si tienes dudas sobre en qué consiste cada uno, este artículo te será de ayuda ;)].

De dónde nace este rumor: Si miramos la historia de la publicidad programática, vemos que uno de los problemas era que muchos publishers se quedaban con inventario no vendido, aquel que no entraba dentro de los grandes acuerdos con marcas y anunciantes.

Esos inventarios no vendidos empezaron a ofertarse en RTB, mientras que el inventario potente seguía destinándose a los acuerdos tradicionales.

Hoy en día, los grandes medios ofertan sus mejores espacios en programática directa. De hecho, según las últimas previsiones de eMarketer, la programática directa y los acuerdos a través de marketplaces privados supondrán el 79,6% de todas las transacciones programáticas en 2019, lo que desplazará al RTB a un segundísimo plano.

2) La publicidad programática es comprar y vender más barato

Dónde está el error: Frente a las grandes inversiones requeridas en otros medios tradicionales, es cierto que en los inicios de la programática el presupuesto era menor ya que el sector no estaba tan desarrollado como ahora.

Hoy en día influyen muchos factores en el presupuesto final: el tipo de campaña -display o vídeo-, los objetivos de la misma, los publishers en los que se desee anunciarse, el tipo de programática escogida…

La publicidad programática no es más barata que otros medios tradicionales, de hecho existen campañas internacionales a las que se destinan grandes presupuestos. Como decíamos, todo dependerá del tipo de campaña y sus objetivos.

De dónde nace: El origen es el mismo que el del primer rumor. Los inicios de la programática, en los que se ofertaba el inventario no vendido, sí eran más baratos (por la poca demanda de esos espacios). De ahí esta falsa creencia popular.

3) Los inventarios que se ofrecen en programática son de mala calidad

Dónde está el error: Con el desarrollo de la programática, la oferta de inventarios se ha ampliado hasta contemplar todo tipo de espacios.  

Los hay premium -como los que ofrecemos desde ADman Media a través de programática directa- y otros de menor calidad.

No obstante, los publishers saben que pueden obtener mayores ingresos de sus mejores inventarios si los ofertan a través de programática directa, por lo que es común encontrarlos a través de los tres tipos que hemos visto antes: programmatic garantizado, subasta privada o preferred deals.

De dónde nace: Como comentábamos al inicio de este artículo, los primeros años de la programática son los culpables de que la mayoría de estos rumores se hayan perpetuado hasta hoy.

Al principio de la programática en RTB sí que los inventarios en programática eran aquellos que no se vendían a través de acuerdos directos.

De aquellos barros, estos lodos.

Es cuestión de tiempo que se asuma de forma global la calidad y ventajas de la programática frente a los medios más tradicionales y que (¡finalmente) se olviden sus inicios.

4) No hay transparencia en las campañas

Dónde está el error: Todo depende de con qué partner trabajes y qué política tenga. Por ejemplo, en nuestro caso, los anunciantes tienen acceso en tiempo real a las analíticas de sus campañas, por lo que pueden consultar los resultados en todo momento. Es decir, la transparencia es real e instantánea.

Del mismo modo, al finalizar las campañas saben perfectamente en qué medios han aparecido sus campañas y en cuáles no, ya que solo trabajamos con publishers premium.

Por otro lado, realizamos siempre Ad Verification para garantizar que el contenido de la página es el adecuado.

Así pues, la veracidad de este rumor depende de los partners con los que se decida trabajar en cada caso.

De dónde nace: En algunas empresas, al hacer programática (Real Time Bidding sobre todo), las marcas no podían tener un informe detallado sobre dónde aparecían sus creatividades. A veces las compañías decían que habían aparecido en unos sites y después se descubría que no era cierto, en su mayor parte, porque eran víctimas del fraude.

Algunos actores han hecho mucho daño a la industria, y es normal que ahora esté costando recuperar la confianza.

Hay que exigir transparencia, pero esta vendrá dada siempre que se trabaje con partners reconocidos en el sector y de confianza.

5) Hay mucho fraude

Dónde está el error: Aunque es cierto que existe un porcentaje de fraude, no hay TANTO fraude como se lee en los medios. Por ejemplo, en el total de las campañas que comercializamos desde ADman Media hay menos de un 3%.

Ese 3% no incluye solo bots (fraude digamos a conciencia por un agente externo), sino también cuando un anuncio no tiene posibilidades reales de verse porque se ha producido algún error.

Es cierto que en Ad Exchanges con mala reputación el fraude puede ser de un 25 a un 50%. Y es verdad también que existen casos muy graves de fraude y agentes que ensucian la reputación de la programática.

No obstante, las instituciones están creando estándares para combatirlo (como los ads.txt) y como decíamos, la clave está en trabajar con empresas reconocidas y de confianza.

De dónde nace: Este rumor se ha extendido gracias a muchas noticias alarmistas (y tristemente también a otras reales). Por ello, aunque no hay que quitarle peso, hay que conocer bien el contexto de cada caso en particular.

Por otro lado, ¿cuántas impresiones se pierden en televisión? ¿Cuánta gente hay realmente mirando un anuncio en televisión y prestándole atención? Podría también considerarse “fraude televisivo” (a fin de cuentas, son impresiones perdidas), pero como no es medible, nadie se preocupa ni lo cuestiona.

 

En definitiva, estos rumores se han extendido y están en el imaginario colectivo, y aunque muchos de ellos tienen un origen real basado en el pasado, la realidad del sistema programático avanza, se mejora, y hay que conocerla bien para hablar con propiedad 😉

 

 

ad fraud video 5 pasos

Cómo evitar el Ad Fraud en vídeo programático en 5 sencillos pasos

Ya hablamos de qué es exactamente el Ad Fraud y los distintos tipos que existen. Hoy veremos con detenimiento uno de ellos: el fraude en vídeo programático. Y lo más importante: cómo puedes evitarlo en 5 sencillos pasos.

¿Qué es el fraude en vídeo programático?

Se suele asociar al tráfico bot pero en realidad va mucho más allá.

Desde ADman Media también consideramos como fraude cuando un anuncio se sirve bajo unos parámetros distintos a los solicitados por el anunciante (y de forma intencionada), o cuando un ad no tiene posibilidades reales de verse.

Y aquí entran en juego dos hechos muy representativos.

El primero es que el vídeo es muy atractivo para el ad fraud. Esto se debe a que sus CPMs son los más altos de la publicidad digital y a que existe menor oferta de inventario de vídeo que demanda de anunciantes y marcas.

El segundo (y mucho más optimista) es que el fraude en vídeo es el más fácil de detectar y a la vez, el más difícil de ejecutar. Así que puedes respirar tranquilo: no es tan sencillo como parece realizarlo y menos aún, que pase desapercibido.

No obstante, queremos compartir contigo 5 pasos a seguir para evitar el fraude al máximo posible en tus campañas de vídeo, y para que sepas exactamente qué debes pedir a los partners con los que trabajes 😉

1. Desconfía de los CPMs muy bajos

Los CPMs fluctúan en cada campaña porque se establecen entre el Floor Price –precio mínimo del publisher– y la cantidad que cada anunciante está dispuesto a pagar.

Para que te hagas una idea, el CPM máximo suele rondar los 12$ (en los formatos out-stream que comercializamos desde ADman Media).

Así que si ves un CPM muy bajo y demasiado bueno para ser real, activa las alertas. Ten presente que los CPMs en vídeo son elevados por lo que comentábamos antes: hay menos oferta de inventarios que demanda de las marcas.

En resumen, ¡no te dejes engatusar por las ofertas!

2. Apuesta por la programática directa

[¿No sabes qué quiere decir programática directa? Lee primero este otro post, nosotros te esperamos aquí ;)]

Una de las principales ventajas de los tres tipos de programática directa es la seguridad que ofrecen a las marcas y anunciantes. Los entornos en los que se distribuyen estas campañas son de calidad, seguros y están bien controlados.

Además, piensa que es mucho más difícil hackear un publisher premium –donde aparecen las campañas de programática directa– que tiene millones de visitas al mes e invierte en seguridad, que una web más desconocida que no tiene los medios para ofertar inventario de calidad.

De la misma forma, los publishers premium están invirtiendo y virando sus estrategias hacia la publicidad programática, por lo que disponen de tecnología suficiente como para asegurar que los anuncios se servirán correctamente y sin problemas.

3. Y por Ad Exchanges de confianza

Dejaremos que hablen los datos: los Ad Exchanges de mala reputación registran un fraude* del 25 al 50% mientras que los índices de aquellos que gozan de buena reputación, son de menos del 10%.  

De nuevo, no te dejes seducir por precios baratos y apuesta por un Ad Exchange reconocido en el sector y de calidad. 

4. Exige en tus campañas Third-Party y Ad Verification

Te recomendamos que trabajes siempre con partners que puedan garantizarte estos dos procesos en tus campañas.

Con la definición de ambos entenderás el porqué:

Ad Verification es el proceso que asegura que el contenido de la web en la que se mostrará el anuncio es adecuado, que la geolocalización del usuario a impactar es la correcta y que el ad aparecerá en el espacio acordado, y no en otro.

Por otro lado, con Third-Party Verification se corrobora la información de la persona que verá el anuncio con un tercer partner independiente –suele ser un DMP–. Este paso garantiza que se está impactando al perfil definido por la marca o anunciante.

Como decíamos al principio, el fraude también puede ser entregar mal a propósito el anuncio, por lo que estos dos procesos serán tu garantía.

5. Vigila los resultados de la campaña en tiempo real (en especial el VTR)

Del mismo modo que debes elegir un partner que te garantice Third-Party Verification y Ad Verification, exige también acceso a las analíticas de la campaña en tiempo real.

Así podrás identificar:

  • Índices de VTR –View-Through Rate– muy por debajo de los estándares. Si en formatos out-stream destkop el porcentaje está muy por debajo del 65%, y en out-stream mobile muy por debajo del 45%, podría estar falseándose la visualización de esos ads.
  • Una mala etiquetación. Por ejemplo: un anuncio pre-roll debe mostrarse dentro de un reproductor y antes de un vídeo, pero se etiqueta mal y aparece en otro espacio publicitario con un tamaño menor.

Todo esto puede consultarse en las analíticas en tiempo real así que no dudes en exigirlo.

Además de implementar estas medidas, recuerda que siempre, en todas las campañas programáticas hay equipos de trading desk que velan por el buen funcionamiento de las mismas y que vigilan que todo se desarrolle correctamente.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si quieres saber más sobre cómo distribuir campañas de vídeo seguras y controladas, escríbenos aquí y estaremos encantados de informarte 😉

 

 

 

*Datos proporcionados por Marketing Land.

 

 

 

AcuityAds adquiere ADman Media

Estamos muy contentos de comunicar que hemos alcanzado un acuerdo con AcuityAds, empresa líder en tecnología publicitaria que mediante sus desarrollos propios, basados en Inteligencia Artificial (IA), ofrece a los anunciantes la posibilidad de conectar de forma inteligente con sus audiencias a través de vídeo, móvil, medios sociales y publicidad display.

AcuityAds valora que la adquisición de ADman Media:

  • Le facilita acceso a la parte de Supply del mercado mediante las relaciones directas con los editores de ADman Media.
  • Le proporciona ingresos incrementales y totalmente complementarios a los ya existentes mediante el lanzamiento del vídeo SSP en Estados Unidos, que es uno de los países con más hispanohablantes del mundo.
  • Extiende su presencia a 9 mercados adicionales el Europa y América.

AcuityAds consigue con esta operación extender su estrategia y posicionarse como la mejor plataforma para alcanzar audiencias en español en el Sur de Europa, América Latina y los Estados Unidos.

Además de esta gran oportunidad de mercado, AcuityAds quiere extender su tecnología basada en Inteligencia Artificial a todos los países de habla hispana en los que ADman Media ya tiene presencia.

Esta adquisición permite a AcuityAds abarcar todo el ecosistema de publicidad digital agregando la relación directa con los editores. A través del inventario premium de los editores, AcuityAds podrá ofrecer a sus clientes soluciones de targetización personalizada en entornos editoriales de calidad, y así mejorar la efectividad publicitaria y el retorno de la inversión para los anunciantes.

El equipo de ADman Media es líder en los principales mercados en los que trabaja. Gracias a su SSP de vídeo, maximiza los ingresos para los editores más eficientemente que otras soluciones de vídeo del mercado”, afirma Tal Hayek, Chief Executive Officer de AcuityAds.

Esta adquisición complementará nuestra oferta de servicios programáticos con un inventario editorial de alta calidad. Ello permitirá a AcuityAds contar con una cuota mayor en el mercado de la publicidad digital. De esta forma los anunciantes conseguirán mejores resultados con su inversión digital y los editores mayor rentabilidad.”

Marcos Luengo, Co-Founder & Chief Executive Officer de ADman Media manifiesta: “Estamos contentos de poder unir fuerzas con AcuityAds, un líder reconocido del sector de la publicidad programática. Creo que aprovechando la tecnología de AcuityAds y su gran cartera de clientes y equipo de ventas en Estados Unidos, esta operación nos dará una enorme oportunidad de crecer a ambas empresas, tanto con anunciantes como con los editores”.

Información destacada de la operación

  • La adquisición está en línea con las prioridades estratégicas de AcuityAds consistentes en la incorporación de activos que cumplan con la visión de la compañía y potencien su crecimiento a largo plazo tanto en ingresos como en rentabilidad.
  • En 2017 el 55% de las ventas de ADman Media se generaron en Europa y el 45% en Latinoamérica y USA.
  • AcuityAds adquirirá el 100% de las acciones de ADman Media a cambio de una combinación de cash y earn-outs.
  • De acuerdo con las condiciones del contrato, la adquisición es una compra en efectivo de ADman Media por la que los accionistas recibirán un pago inicial de 3 millones de euros. El resto del precio de compra se pagará durante los próximos 3 años en base al cumplimiento de ciertos objetivos. El precio total de la transacción incluido el pago inicial será de unos 12 millones de euros.
  • La transacción está sujeta al cumplimiento de ciertos requisitos previos, incluidos la aprobación por parte de la TSX Venture Exchange y los mecanismos de financiación adecuados.

Más información sobre nosotros

Fundada en 2010, ADman Media ha desarrollado una plataforma SSP (Supply Side Platform) para formatos outstream de vídeo. Su SSP permite una distribución eficiente de los contenidos de los anunciantes a través entornos editoriales de alta calidad. Esto permite conseguir un engagement óptimo con las audiencias y maximizar los ingresos de los editores. La sede de ADman Media se encuentra en España y tiene oficinas comerciales en Estados Unidos, Francia, Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México. Entre sus accionistas cuenta con el fondo de inversión Inveready.

Más información sobre Acuity Ads

AcuityAds es una empresa tecnológica que permite a los profesionales del marketing conectar de forma inteligente con sus audiencias a través de medios digitales. Uno de los activos principales de la compañía es su plataforma self-service de marketing programático, basada en inteligencia artificial, así como una solución patentada de campañas segmentadas basadas en social data para dispositivos móviles. AcuityAds ofrece a los profesionales del marketing transparencia en costes, brand safety e informes en tiempo real, con el objetivo de conseguir los mejores resultados en sus campañas programáticas.

AcuityAds tiene su sede central en Toronto, Canadá y oficinas en Nueva York, Boston, Chicago, Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas, Vancouver, Calgary y Montreal.

mobile world congress

Nos vemos en el Mobile World Congress

El año pasado ya estuvimos allí y este 2018, ¡repetimos!

Del 26 de febrero al 1 de marzo te esperamos en el Mobile World Congress de Barcelona, concretamente en el pabellón APP Planet 8.1 Hall 8.1 Stand 11.

Se comenta que el 5G, la inteligencia artificial y la realidad virtual serán algunos de los protagonistas.

Y no nos lo queremos perder.

Además, queremos ver de cerca las últimas tendencias en publicidad móvil y conocer en primera persona a los distintos players de este gran ecosistema.

Desde la organización del MWC se prevé la asistencia de unas 108.000 personas, ¡casi nada!

¿Qué encontrarás en nuestro stand?

Podrás conocer a nuestros fundadores Marcos Luengo y Josep Tribó, y a los responsables de nuestro gran equipo de programática como la Head of Programmatic Sònia Ferrer o nuestro Head of Publishers Guido di Giorno.

Ellos te contarán de primera mano qué hacemos y cómo son nuestros productos de distribución de vídeo: Intext, Native, Surf… Verás en directo cómo funcionan y resolveremos todas las dudas que puedan surgirte.

Aquí te dejamos un adelanto 😉

  

Así está el sector del vídeo programático en mobile

Antes de que llegue el día y toquemos de cerca el futuro, veamos cómo está el presente:

  • En los dos últimos años el gasto medio de las marcas en vídeo digital y móvil ha crecido un 67%, según datos de la IAB.
  • La inversión en programática móvil no ha parado de crecer desde 2015. Se prevé que su ascenso continúe y que en 2019 el gasto llegue a 30,1 mil millones de dólares en EE.UU.
  • Para ese mismo año, eMarketer estima que el 77% de todo el gasto en vídeo será programático.

Inversión Vídeo Programático

  • Por otro lado, los estadounidenses emplearán 81 minutos al día viendo vídeo online en 2019, frente a los 61 registrados en 2015.

O dicho de otra forma, ¡esto solo acaba de empezar!

Por nuestra parte nada más, recuerda que te esperamos en el APP Planet 8.1 Hall 8.1 Stand 11 del 26 de febrero al 1 de marzo con mucha tecnología por descubrir.

metricas video programatico

Vídeo programático: métricas clave para medir el éxito de una campaña

¿Sabes cuáles son las métricas más importantes a la hora de realizar una campaña de vídeo programático?

Hoy te explicamos aquellas que sí o sí debes conocer y qué es lo que debes esperar de ellas en tus campañas:

La más visible: Viewability

Se podría decir que es, a priori, la métrica más importante ya que indica que el vídeo se ha visualizado correctamente.

Para ser más exactos, el viewability es el porcentaje de visualizaciones de un anuncio siempre que se vea como mínimo el 50% de los píxeles durante un segundo (independientemente del dispositivo desde el que se acceda).

Para garantizar que tu campaña se va a ver (y con la máxima calidad), es imprescindible trabajar con partners y publishers que tengan buena reputación, reconocidos por el sector y de tu máxima confianza.

En ADman Media tenemos un gran equipo de IT que trabaja en la mejora continua de nuestros productos, por lo que controlamos que nuestras impresiones siempre sean visibles.

La más clásica: CPM

El Coste Por Mil sigue siendo una métrica clave, también en las campañas de vídeo programático.

En concreto, es la métrica a través de la cual se estipulan los precios. Estos se establecen en base a dos variables: el floor price del site –o precio mínimo del publisher– y lo que está dispuesto a pagar el anunciante.

Ten en cuenta que los CPM más altos de la publicidad digital son los del vídeo programático. Para que tengas una primera aproximación, con los formatos out-stream que comercializamos desde ADman Media, el máximo CPM está sobre los 12$.

La más interesante: VTR

El View-through Rate es una de las métricas más importantes para marcas y anunciantes, ya que indica el porcentaje de visualizaciones post-impresión que ha tenido un anuncio en vídeo.

Así pues, es la que muestra el interés real del público por el contenido del anuncio. Aunque la creatividad es uno de los factores decisivos para conseguir buenos ratios de VTR, también influye el dispositivo, ya que está comprobado que el VTR obtiene mejores resultados en grandes pantallas.

La más monetaria: CPV

El Coste per Completed View es la que asegura a las marcas que solo pagarán por las visualizaciones completas de su anuncio, siempre que se haya cumplido un tiempo determinado.

En la mayoría de nuestros productos, este tiempo suele ser 30 segundos en desktop, y 10 en mobile.

La más concreta: Fill Rate

Es el resultado de dividir el número total de veces que un anuncio se ha mostrado con éxito por el número de veces que se solicitó dicho anuncio.

Por ejemplo, si el anuncio se solicita pero no se sirve correctamente, el usuario final no ve nada o visualiza solo una imagen en negro en el espacio donde debería verse el ad.

Como has podido deducir, esta métrica resulta vital para saber si la campaña se ha ejecutado como debería.

 

En resumen, en tus campañas exige siempre 100% de viewability y entre un 30-50% de Fill Rate. Con el CPM negociarás el precio, y el CPV te asegurará que solo pagarás por los anuncios que se han visto. Por último, analiza bien el VTR para saber cuánto interés tenía el público en tu anuncio y extrae aprendizajes para las próximas campañas.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad. Si te ha gustado, apúntate desde la derecha al blog y te mantendremos informado de todas las novedades del mundo programático 😉

Y como siempre, para cualquier duda o comentario, ¡estamos a tu disposición desde aquí!

Video programatico out-stream

5 razones del aumento del vídeo programático out-stream

Ya trabajes para un publisher o seas anunciante de una marca, es muy probable que hayas trabajado (o que te lo estés planteando) con vídeo programático out-stream.

[Antes de seguir leyendo este post, si no tienes claras las diferencias entre vídeos in-stream y out-stream, tenemos este otro artículo para ti ;)]

En ADman Media trabajamos la distribución de vídeo programático con muchos formatos out-stream –Intext o Surf, entre otros–, y mes tras mes vemos cómo su demanda por parte de nuestros anunciantes aumenta.

Concretamente durante 2017, los formatos out-stream frente a otros formatos nativos e in-stream aumentaron en un 70%.

A continuación te explicamos las principales razones de este crecimiento:

  • Inventarios más rentables para los publishers sin esfuerzo añadido

Un publisher que quiera comercializar formatos in-stream (ya sean pre-roll, mid-roll o post-roll) necesitará que en su web existan vídeos propios para que los anuncios puedan visualizarse.

En cambio, todos los publishers pueden beneficiarse del formato out-stream sin necesidad de realizar una inversión en espacios propios de vídeo, ya que estos pueden aparecer entre los párrafos de un texto, en el lugar de un banner o en la cabecera de la página de forma independiente.

  • Siempre 100% de Viewability

Los vídeos out-stream solo se reproducen cuando el reproductor está visible en su totalidad, por lo que garantizan un 100% de Viewability.

Por ejemplo, en el caso de nuestro formato Surf, el vídeo se despliega y reproduce en la parte inferior de la pantalla, mientras acompaña al usuario al hacer scroll.

Es decir, la viewability es inherente al formato out-stream, lo cual también está muy ligado con otra ventaja que veremos dentro de unos párrafos 😉

  • Menor posibilidad de Ad Fraud

Por norma general, los vídeos out-stream empiezan su reproducción cuando el usuario ha interactuado con la página que está visitando. Estas acciones –ya sea hacer clic o scroll–, son muy difíciles de falsear por los bots.

Marcas y anunciantes pueden estar tranquilas de que su publicidad estará a salvo.

  • Pago solo por Visualización Completa

Una vez la viewability está asegurada (y ya hemos visto que lo está), los anunciantes solo deben preocuparse de que consigan el mayor retorno posible de su inversión (ROI).

Esto también está garantizado por la forma de pago. Al tratarse de CPV, Cost Per Completed View, los anunciantes solo pagan por la visualización completa de la pieza.

Normalmente en nuestros productos out-stream suelen ser 30 segundos máximo en desktop y 10 segundos para mobile, aunque se dan variaciones según cuál sea el producto.

  • Buenos resultados asegurados en campañas de awareness

Además del ROI, los formatos out-stream son ideales para conseguir buenos resultados en campañas que buscan aumentar la visibilidad de una marca o producto.

En concreto –y siempre según los datos con los que comercializamos en ADman Media– el View-Through Rate (VTR) suele ser mayor del 65% en desktop, y mayor del 45% en mobile.

 

Esperamos que ahora comprendas mejor por qué el vídeo out-stream está ganando en popularidad y uso. Y si quieres saber más sobre nuestros formatos y todo lo que pueden hacer por ti, ¡no dudes en escribirnos desde aquí

Customer Data Platform

Qué es y para qué sirve un Customer Data Platform (CDP)

Últimamente se habla mucho de Customer Data Platform o CDP. Algunas empresas de capital riesgo están invirtiendo en ellas. Por ejemplo, Bluecore recaudó el pasado año 35 millones de dólares y mParticle, 64 millones.

¿Pero que son en realidad estas plataformas? ¿A qué se dedican y en qué se diferencian de otras plataformas de datos?

Sigue leyendo y al final entenderás por qué están en boga 😉

¿Qué es un CDP?

Según el Instituto CDP, se trata de una “plataforma gestionada por marketers que crea una base de datos de clientes unificada y consolidada a la que pueden acceder otros sistemas”.

Puede que al leer la definición te haya venido a la mente un CRM (y con razón), pero hay algunas diferencias.

Los CRMs están gestionados por equipos IT –Information Technology–, mientras que los marketers sin background técnico son los que gestionan los CDPs, según explica Digiday en este artículo.

Por otro lado, los CDPs se centran en empresas que utilizan First-Party Data, compañías que en general son conocidas por los consumidores.

“En B2B los marketers utilizan CRMs, por lo que una buena manera de pensar en los CDPs es que son los CRMs business-to-consumer para gestionar directamente las relaciones con los clientes”, afirman en Digiday.

¿Para qué sirve?

Su función principal es integrar todos los datos sobre clientes de una empresa para que funcionen de manera más eficiente.

Mani Gandham, CEO de Instictive, expone que los CDPs son como un híbrido entre el CRM y los sistemas de soporte al cliente, que “tradicionalmente no están bien integrados”.

Veamos un ejemplo.

Imagina que un cliente quiere devolver un pedido que ha hecho. Cuando llame para realizar la devolución, es probable que tenga que verificar y dar de nuevo los datos de su compra, cuando esa información ya está disponible en algún otro sistema. El objetivo sería unificar todos esos datos para ganar eficiencia en la asistencia.

Sin embargo, los CDPs también son útiles en publicidad y marketing online. Según explica David Spitz, CMO de mParticle (el CDP que ha conseguido 64 millones de dólares de financiación), los CDPs recopilan datos como las ventas online o cuántas personas hacen clic en los anuncios.

¿Pero estos datos no se almacenaban en los DMPs?

Sí, la diferencia reside en que los DMPs analizan sobre todo Third-Party Data, basados en las cookies, mientras que los CDPs se centran en los First-Party.

Una manera que plantean en Digiday para diferenciarlos es la siguiente: “Mientras que los CDPs se pueden usar para nutrir la relación con los consumidores existentes, los DMPs se utilizan para encontrar públicos similares”.

No obstante, la línea de diferenciación entre ambas plataformas es difusa, porque hay empresas DMPs que también analizan First-Party Data.

¿Qué beneficios tiene utilizar un CDP?

Estos son algunas de las ventajas de su uso que explican en el blog de CDP Institute:

  • Descubrir problemas e incoherencias en los datos de un cliente gracias a la comparación de los mismos entre distintos sistemas.
  • Tener información más precisa y exacta de cada cliente.
  • Identificar patrones de comportamiento a gran escala.
  • Comparar comportamientos de clientes de distintas fuentes y con distintas especificidades, por ejemplo los que vieron campañas de marketing o compraron distintos productos.
  • Calcular el valor de los clientes en conjunto y por distintos segmentos.
  • Asignar clientes a segmentos determinados y utilizarlos en campañas.
  • Desarrollar modelos predictivos basados en datos detallados del cliente.
  • Predecir comportamientos de cliente según su historial personal.
  • Sincronizar datos de clientes con otros sistemas como DMP o CRM.

¿Qué opina el sector?

Como decíamos al principio, los CDPs están ganando grandes inversiones de empresas y ejecutivos tecnológicos porque prometen una única vista de un consumidor a través de distintos dispositivos.

Según John Matthews, Director Ejecutivo de Oaklins DeSilva + Phillips, durante los próximos meses veremos cómo las empresas de tecnología publicitaria querrán comprar los CDPs existentes para conseguir datos de segmentación lo más completos y unificados posibles.

Aunque hay opiniones para todo.

A medida que los DMPs y los CRMs evolucionan, van adquiriendo también funciones que serían propias de los CDP.

Por ejemplo, Matt Skinner, Product Marketing de Adobe Audience Manager, explica: “Los CDPs son un área emergente interesante. Hablan de incluir PII –información de identificación personal– en sus datos propios, lo que no hacen los DMPs. Pero hay mucha superposición de funciones entre los CDPs, CRMs y DMPs”.

Eric Franchi, inversor de mParticle, comenta que los CDPs están de moda porque la experiencia del consumidor está fragmentada entre móviles, ordenadores y otros, y que los CDP pueden ayudar a los marketers a unificar la experiencia y la visión de todos los datos en conjunto.

 

Como hemos visto, es complicado discernir cuál es la función exacta del CDP en comparación con los DMPs o CRMs. Sin embargo, desde ADman Media estamos convencidos de que con la maduración de la programática acabarán definiéndose con precisión.

El hecho innegable al que nos enfrentamos es que con cada clic, con cada interacción que realizamos el data aumenta, por lo que una única plataforma que cruce y gestione toda esta información será más que necesaria.

Lo único que nos falta saber es qué plataforma (y cómo) acabará consiguiéndolo al 100%. Aunque para ello todavía haga falta mucha prueba y error.

 

 

Fuentes que han hecho posible este artículo: