publicidad programática

Entiende la publicidad programática en menos de 5 minutos

No, no es fácil de entender.

Hay muchas siglas –SSP, DSP, DMP…– y es un proceso complejo en el que hay mucha tecnología y muchos actores que forman parte.

Así que vamos a intentar explicarlo de la forma más sencilla posible.

Eso sí, tendrás que leer este post con tranquilidad (de ahí los 5 minutos). Pero te aseguramos que si llegas hasta el final, habrás comprendido las claves.

Esto es lo que tú ves

Entras en una web y te aparece un anuncio. Es muy probable que incluso te aparezca un anuncio de algo que has consultado anteriormente.

Esto es lo que ocurre detrás 

  1. Entras en una web.
  2. Por tus cookies y tu navegación, se sabe si eres hombre/mujer y cuáles son tus intereses.
  3. Tu perfil entra en una subasta para las marcas que quieren mostrar sus anuncios a gente con tus mismas características.
  4. Las marcas pujan para ganar y poder mostrarte el anuncio A TI.
  5. Una marca gana la subasta.
  6. Te aparece el anuncio.

Estarás pensando: ¿y todo esto ocurre mientras yo entro en una web? Sí. Todo esto ocurre en milésimas de segundo. Gracias a la tecnología.

Esto es lo que realmente ocurre detrás 

Ahora que ya lo entiendes de manera sencilla, vamos a incluir los conceptos técnicos indispensables que deberías conocer.

1) Entras en una web.

Si esta web tiene sus espacios publicitarios ofertados en programática, tu perfil de datos se envía a un SSP –Suply Side Platform–, la plataforma tecnológica que gestiona la oferta de los espacios publicitarios.

2) Se sabe si eres hombre/mujer y cuáles son tus intereses.

Para que tus datos puedan llegar a la subasta de las marcas tienen que estar guardados en algún sitio. Normalmente están en los DMPs –Data Management Platform–.

De esta forma, cada vez que entras en una web, tus datos se guardan gracias a las cookies y se crea un perfil sobre género, edad e intereses (según las páginas que visitas). Puedes imaginarte el DMP como algo así:

DMP publicidad programática

3) Tu perfil de usuario entra en una subasta para las marcas que quieren mostrar sus anuncios a gente con tus características.

Desglosemos esta frase.

Tu perfil de usuario está guardado en el almacén gigante de datos (DMP).

La plataforma que oferta los espacios (SSP) está conectada con el DMP, y avisa de que ha entrado un usuario con un perfil determinado para ver a quién le puede interesar.

Las marcas, que tienen muy bien definido a qué tipo de gente quieren llegar, esperan estos avisos desde sus propias plataformas tecnológicas, que se llaman DSP –Demand Site Platform–.

Es decir, para que produzca la subasta necesitamos los datos que están almacenados, el SSP que avisa, y el DSP que tiene muy claro al tipo de persona al que quiere llegar.

(Vamos, que ya casi estamos…)

4) Las marcas pujan para ganar y poder mostrarte el anuncio a ti.

Las pujas no se hacen en ninguna de las plataformas anteriores. La plataforma central donde se producen las pujas se llama Ad Exchange. Piensa que todo está conectado con todo, y que en el Ad Exchange se recibe todo a la vez: el perfil ofertado y el perfil que buscan las marcas. Tu perfil solo encajará con el de algunos anunciantes, así que empieza la puja.

5) Una marca gana la subasta.

Es el Ad Exchange también el que decide el ganador de la puja gracias a sus algoritmos.

6) Te aparece el anuncio.

Cuando todo cuadra y casa perfectamente –el perfil ofertado es el que interesa a las marcas y una de ellas resulta ganadora en la puja– el Ad Server sirve el anuncio en la página web, y tú lo ves.

 

También es importante que sepas que aunque todas estas plataformas son tecnológicas, siempre hay equipos de personas en todas las partes implicadas que velan por el buen funcionamiento y la optimización de procesos.

Se llaman Trading Desk.

Así es como lo resume la IAB (con muchos más términos que puedes encontrar en este diccionario programático).

publicidad programatica IAB

Esperamos que ya lo tengas todo más claro. Ten en cuenta también que lo que te hemos explicado es solo un tipo de publicidad programática, que se llama RTB –Real Time Bidding–.

Hay cuatro tipos en total que puedes descubrir desde aquí. Ahora que ya entiendes el más difícil, el resto no te costará nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *