Publicidad programática: ¿Qué es Third-Party Data?

Seguimos con nuestra misión de que comprendas todos los entresijos de la publicidad programática. Hoy vamos a hablar de datos, de esas ingentes cantidades de datos que se procesan en la publicidad programática para conseguir que el anuncio llegue a la persona más idónea. ¿De dónde proceden?

Empezaremos explicando las diferencias entre los First, Second y Third-Party Data:

First-Party Data

Son los datos extraídos de un usuario de forma directa, por ejemplo al rellenar un cuestionario: nombre completo, emails… Pero también aquellos datos derivados de su navegación, como el historial de compra o su comportamiento.

En DigiDay diferencian dos tipos de Firt-Party Data, los que recoge un anunciante y los que recoge un publisher.

Al hablar de anunciantes, lo ejemplifican con Amazon, y se refieren tanto a los datos que ha facilitado activamente el usuario como aquellos extraídos de su comportamiento o historial (de ahí los artículos recomendados).

En cuanto a publishers, los datos están más relacionados con el comportamiento, por ejemplo si un usuario entra siempre en la sección de “tecnología”, le aparecerán anuncios relacionados con esta categoría.

Entre los beneficios de los datos First-Party Data, hay un rumor general de que son más efectivos –ya que se recogen directamente del usuario– y de que a priori son ‘gratis’, porque cualquier anunciante o publisher puede conseguirlos sin un coste añadido (pero sin tener en cuenta la inversión en tecnología o infraestructura del site).

Second-Party Data

Son los datos que una empresa ha recogido –a través del First-Party Data– y que cede o vende a una segunda empresa. Imagina que una gran marca internacional habla con un publisher para tener acceso a la información de su site, al comportamiento de sus usuarios. Esto sería Second-Party Data, aunque es el menos común.

Third-Party Data

Es la información que se recoge de un usuario sin tener una relación directa con él sino que se recopila de múltiples fuentes. ¿Su función? Crear segmentos de target lo más detallados posibles para mostrar los anuncios más afines a cada uno.

Esta información proviene básicamente de las interacciones que se producen en Internet, y se recogen mediante las cookies. Con esto se puede saber si eres un fanático de la moda o del deporte, o de ambos.

Imagina una empresa que paga a diferentes publishers para acceder a toda la información que dejan los usuarios en los distintos sites. De esta forma, se crean segmentos de usuarios específicos según sus gustos y comportamientos y en base a ello, se les mostrará un anuncio u otro.

Estos datos pueden acabar recopilados en los DSP –Demand Site Platform–, la tecnología de compra programática ofertante de anuncios. Estos datos les sirven para mejorar las pujas, y asegurarse así de que cuando se produzca la compra programática de una impresión, el anuncio le aparecerá a la persona indicada, segmentada anteriormente por los datos recopilados y almacenados.

Por otro lado, los DSP también pueden conectase a los DMP –Data Management Platform–, que como su nombre indica, son plataformas de gestión de datos. Ordenan toda la información almacenada para darle sentido y mejorar igualmente las pujas que se dan dentro de la compra programática.

Third-Party Data: Public Data o Data Brokers

Tal y como explica Marketingland, hay dos tipos de Third-Party Data.

Los Public Data son los datos públicos, ya sean bases de datos estatales a nivel público o información que pueda extraerse de las redes sociales de los usuarios. Lo complicado aquí es que si no tienes datos propios de los usuarios –First-Party Data– es muy difícil cruzarlos para obtener datos útiles.

Por otro lado, los Data Brokers son las empresas que ofrecen datos al mercado y que tienen a los usuarios clasificados en segmentos según las cookies recopiladas. Piensa que cada vez que respondes un cuestionario o navegas por una web, estas dejando datos e información sobre ti que podrá ser utilizada. Por supuesto no hablamos de datos personales, sino de tus preferencias en la web y de tus recorridos habituales.

 

¿Cómo encaja esto con la Ley de Protección de Datos?

La IAB Spain tiene una guía centrada en Third-Party Data en la que encontrarás todos los detalles sobre la compra y alquiler de bases de datos de terceros según la regulación española. Un dato curioso:

“Cada vez son más comunes las adquisiciones mercantiles de empresas, o ramas de actividad, con la intención de tomar el control sobre sus ficheros: una práctica que se ve beneficiada por un régimen sancionador menos estricto, pues se considera una mera “modificación del responsable del fichero”, y no una “cesión de datos”.

Guia_Legal_Tratam_Terceros1-300x225

 

Esperamos que este post te haya aclarado el concepto de los datos dentro de la publicidad programática. Para cualquier comentario que tengas, ¡estaremos encantados de leerte!

Fuentes:
Marketing Land: Third-Party Data Is Awesome, But Maybe Too Powerful
Digiday: WTF is Third Party Data? 
Digiday: WTF is a DMP? 
IAB: Guía legal del tratamiento de datos de terceros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *