Resumen de 2016: Crecimiento del vídeo nativo un 150% y sorpasso del outstream al instream

Hoy queremos compartir contigo nuestros datos del pasado año. ¿El objetivo? Analizar cuáles son las tendencias actuales en cuanto a formatos de vídeo online y las preferencias de las marcas.

¿Empezamos?

Los formatos outstream nativos crecieron un 150% en 2016

Durante el 2016, los formatos nativos outstream –aquellos que no necesitan un reproductor propio y que aparecen en una website integrados con su look&feel– han aumentado un 150%.

Una de las razones de este gran aumento es que ofrecen muy buenas métricas tanto de viewability –la métrica que muestra su visibilidad real– como de completion rate –la que indica cuántos vídeos se han visualizado por completo–.

Para conseguir estos resultados también hay que tener en cuenta las características del formato. Por ejemplo, en el caso de nuestro formato nativo outstream “Native Video” (haz clic aquí para ver la demo), el vídeo empieza a reproducirse solo cuando el usuario está viendo el player en su totalidad, y el audio sólo arranca si se coloca el cursor sobre el reproductor.

De esta forma, las marcas y anunciantes únicamente pagan por visualización completa ya que utilizamos el modelo CPCV –Cost per Completed View–, 30 segundos en desktop y 10 en mobile. Esto se traduce en un precio final muy eficiente porque se consiguen buenas métricas (altos VTR y CTR). Además, el vídeo programático permite a las marcas una gran segmentación por categorías de contenido.

Nuestro otro formato outstream es el InText (ver demo), cuya característica principal es que el vídeo aparece entre párrafos de un artículo o post y se reproduce cuando el usuario puede verlo en su totalidad y desaparece al acabar.

intext

Según nuestros datos, la demanda del Native Vídeo ha crecido un 180% y la del InText un 150% durante 2016 respecto 2015.

Preferencia por los grandes formatos

Pese a que el móvil sigue ganando tiempo por ser el dispositivo más utilizado por los usuarios, las marcas han apostado fuerte en 2016 por los grandes formatos de vídeo, en concreto por los big player de 640*480. Una de las razones, al igual que los formatos nativos que comentábamos antes, es que ofrecen buenas métricas.

En nuestro caso, el porcentaje de anunciantes que contrata grandes formatos frente a otros de menor tamaño es de 80% a 20%.

Sorpasso del Outstream (Nativos e InBanner) al Instream (Preroll)

El formato instream, es decir, el que aparece antes, durante o después de un vídeo que el usuario elige ver, se sigue utilizando aunque su demanda no crece tanto como los nativos oustream.

Si miramos nuestro producto instream – un preroll interactivo comercializado bajo el nombre de I-Spot – (ver demo), su porcentaje de demanda frente al resto de productos es de un 40%. El I-Spot es muy eficaz cuando las marcas quieren conseguir engagement con el usuario (por ejemplo, que tras la visualización del spot, se inscriban a un evento, se apunten a la newsletter de la marca o sean derivados a las redes sociales del anunciante).

Ispot

 

Por último, presentamos el InBanner, que representa el 20% (ver demo). Se trata de un vídeo emplazado en un espacio de banner robapáginas (300x250px).

Inbanner

Esperamos que estos datos te hayan dado una idea más concreta sobre cómo irán las tendencias en 2017. Para cualquier duda o comentario que tengas, ¡te esperamos en los comentarios!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *