Vídeos instream y outstream cuando usar cada uno

Vídeos instream y outstream: ¿Cuándo utilizar cada uno?

¿En qué se diferencian los vídeos instream y los outstream? ¿Para qué tipo de campañas es mejor utilizar cada uno? ¿Qué ventajas e inconvenientes tienen?

Estas son algunas preguntas que muchos marketers todavía se hacen, así que vamos a explicarte en qué consisten y cuáles son sus puntos fuertes para despejar todo tipo de dudas 🙂

 

Vídeos instream: Qué son y cuándo utilizarlos

Los vídeos instream son aquellos anuncios que aparecen antes (pre-roll) durante (mid-roll) o después (post-roll) de otro vídeo. Es decir, necesitan que exista previamente otro vídeo para poder reproducirse.

Se recomienda utilizar el formato instream para las campañas de branding. La ventaja del instream es que el usuario ha elegido activamente ver ese vídeo, por lo cual su atención es completa cuando aparece el anuncio.

No obstante, el inconveniente principal del instream es su limitación de emplazamiento, precisamente por necesitar siempre un reproductor de otro vídeo para poder iniciarse.

Esto provoca que su oferta sea más limitada que la del outstream (y consecuentemente su precio más elevado), ya que los publishers necesitan tener contenido propio en vídeo en su website, y no todos los publishers tienen recursos para su producción.

Por otro lado, el instream suele venir acompañado de un botón para dejar de ver el ad a los 5 segundos, con lo cual las marcas deben realizar un brillante trabajo para mantener la atención y conseguir que el usuario decida visualizar el ad en su totalidad.

 

Vídeos outstream: Qué son y cuándo utilizarlos

Los vídeos outstream son los anuncios en vídeo que pueden aparecer entre párrafos de un texto, en el lugar de un banner o de una imagen, o integrados con el look&feel de la página, ya que no necesitan otro reproductor de vídeo para iniciarse.

Normalmente empiezan a reproducirse cuando el usuario llega hasta él haciendo scroll y se paran cuando el vídeo queda fuera de su vista.

Desde ADman Media recomendamos utilizar los vídeos outstream cuando el objetivo sea conseguir la máxima visibilidad. Veamos por qué.

Los vídeos outstream ofrecen mucha más libertad de emplazamiento, por lo que las posibilidades se multiplican respecto a los instream. Como hemos visto en su propia definición, el vídeo puede aparecer entre los párrafos de una noticia, en el lugar de una imagen, en el de un banner, e integrado con el look & feel de la página.

Por otro lado, las marcas que eligen los outstream tienen mucho más inventario disponible, ya que muchos más publishers pueden apostar por ellos sin la necesidad de desarrollar vídeos propios.

 

Nuestras soluciones instream y outstream

En ADman Media somos expertos en la distribución de vídeo online, por lo que hemos diseñado distintas soluciones instream y outstream, según cuáles sean los objetivos de marcas y anunciantes.

Tenemos por ejemplo nuestro Preroll que se caracteriza por disponer de una capa más de interactividad por si la marca desea potenciar el engagement con los usuarios.

En cuanto a nuestros formatos outstream, disponemos de distintas soluciones según cuáles sean los emplazamientos preferidos del anunciante: Intext, InImage, Surf…

Todos nuestros productos están diseñados para ser 100% viewable y garantizar que las impresiones sean absolutamente visibles. Además, solo distribuimos en entornos premium, por lo que el Brand Safety está más que asegurado.

En cuanto a métricas, comercializamos todos nuestros productos con CPV (Coste per Completed View). Es nuestra forma de garantizar que marcas y anunciantes solo pagarán cuando los usuarios hayan visto sus ads.

Para cualquier duda que tengas, puedes escribirnos a hola@admanmedia.com Estaremos encantados de aconsejarte qué formatos son los más adecuados para tus campañas y objetivos 😉