Rasgos Mejores Publishers Publicidad Programática

6 Rasgos en común de los mejores Publishers en Publicidad Programática

Hace unas semanas AdExchanger publicó un artículo con los 10 mejores publishers de publicidad programática. En esta lista aparecían gigantes como Conde Nast, Financial Times, Insider Inc., King o Spotify y las razones que les habían llevado a estar en el pódium.

Además de las razones expuestas en ese ranking y con el fin de animar a que otros publishers se unan a estas buenas praxis, desde ADman Media hemos querido elaborar nuestra propia lista sobre las características que hacen que un publisher que trabaja con programática sea un publisher excelente. ¿Empezamos?

  • Tener todo el inventario en programática

Seguramente dentro de unos años este punto dejará de tener sentido porque todo el inventario estará a la venta programáticamente y nadie tendrá dudas al respecto.

No obstante, todavía nos encontramos en un punto intermedio. Aunque cada año el gasto en programática aumenta, algunos publishers todavía prefieren guardar sus inventarios más premium para acuerdos directos tradicionales.

Tener todo el inventario en programática no quiere decir que los acuerdos directos dejen de existir, solo que estos también se tramitarán de forma programática.

Eso es algo que entendió bien Conde Nast, y una de las razones principales por las que ha logrado colarse en la lista de AdExchanger.

  • Más programática garantizada y subastas privadas

Una estrategia que los grandes medios utilizan para rentabilizar al máximo sus espacios es conseguir grandes marcas. Y las grandes marcas suelen decantarse dos tipos de programática: la programática garantizada y la subasta privada.

En la programática garantizada se llega a un acuerdo de precio e inventario-donde aparecerá la publicidad- pero sin la obligación de compra. De esta forma, el anunciante llegará hasta el final del acuerdo si realmente las impresiones coinciden con el perfil que está buscando.

En cuanto a la subasta privada consiste en una subasta de inventario cerrada a partir de un precio mínimo establecido por el publisher.

Estos dos tipos de programática garantizan al anunciante no solo exclusividad de acceder a los mejores espacios, sino también transparencia y seguridad, ya que el proceso está muy controlado en todo momento.

  • Integridad y transparencia

Tener una declaración de transparencia en la que se explica de forma clara cómo se opera y los estándares que se llevan a cabo en todos los aspectos de la programática es una muestra de integridad que da confianza y tranquilidad a las marcas.

En este ejemplo del Financial Times explican de forma sencilla las definiciones de Viewability, cómo combaten el Ad Fraud, cómo crean los segmentos de audiencia, cómo aseguran el Brand Safety y su política de precios, reporting y verificación.

  • Alta segmentación y posibilidad de escala

La gran ventaja de la programática es la capacidad de poder impactar exactamente a perfiles muy concretos. Por ello, cualquier publisher que invierta en este aspecto y que sea capaz de encontrar soluciones concretas a necesidades de marcas en cuanto a nichos de audiencia, gozará de un mayor revenue por sus inventarios.

Lo que nos lleva al siguiente punto:

  • Inversión en mejor infraestructura de datos

Un buen publisher debe tener claro que su valor añadido estará en todos los datos que posea de su audiencia y en los que pueda seguir recabando. Precisamente porque eso le permitirá ofrecer soluciones mucho más personalizadas a las marcas.

Con esto no nos referimos solamente a la inversión en su propia infraestructura, sino también a la colaboración y trabajo conjunto con otras empresas del sector como por ejemplo los SSPs. Estas sinergias le permitirán desarrollar campañas mucho más complejas y satisfactorias para las marcas, a la vez que explorar nuevas posibilidades creativas.

  • Tener un equipo especializado en programática

Formar a un buen equipo en publicidad programática es más que indispensable para optimizar resultados.

Debe ser un equipo experto en la materia que además de atender las necesidades del proceso a nivel logístico, entienda las demandas y requerimientos de las marcas, las acompañe en el proceso y que ofrezca soluciones personalizadas según sus necesidades.

Vivimos en un mundo de constante cambio en el que es necesario aprender y reaprender a cada momento, investigar, probar y optimizar.

Los publishers que consigan adaptar su mentalidad a esta premisa ya no solo se convertirán en líderes programáticos, sino que también verán como sus espacios se rentabilizan al máximo.

Si eres publisher y quieres información sobre cómo podemos ayudarte para explotar al máximo tu inventario gracias al vídeo programático, escríbenos a  ayuda@admanmedia.com y te informaremos de todo 🙂

GDPR_publishers_marketers

Guía Exprés sobre GDPR para marketers y publishers

¿No te has enterado?

En unos meses se aplicará la nueva legislación sobre Protección de Datos online (GDPR) que afectará a todas las empresas que tengan datos personales de personas europeas.

Por si te coge por sorpresa o has oído algo pero no sabes muy bien de qué se trata, vamos a resumirte los aspectos clave de esta ley para que te pongas al día en menos de cinco minutos 😉

¿Qué es y cuándo empezará a aplicarse?

General Data Protection Regulations –GDPR– es un reglamento para reforzar la protección de datos de todos los individuos de la Unión Europea y su exportación fuera de la UE.

El objetivo es dar un mayor control e información a los usuarios sobre sus datos personales, y a la vez, simplificar el entorno legal entre los países europeos.

Empezará a aplicarse a partir del 25 de mayo de este 2018.

¿A qué tipo de datos afecta?

A los denominados “datos personales”, que se han ampliado con esta ley.

Según explican en la Guía para el Ciudadano de la Agencia Española de Protección de Datos, los datos personales son los siguientes:

  • Toda la información que pueda identificar a una persona: nombre, número de identificación, datos de localización o identificador online como la IP o las cookies (en estos últimos reside el cambio, dentro de unos párrafos lo veremos con más detalle).
  • Datos referidos a la situación laboral, financiera o de salud.
  • Datos especialmente protegidos que, además de los sanitarios, puedan referirse a tu ideología, religión, origen racial, vida sexual o infracciones penales y administrativas.

Más información para el usuario

Además de haber incluido más datos como personales, a partir del 25 de mayo deberá pedirse el consentimiento expreso del usuario para el uso de sus datos con una finalidad concreta. Asimismo, deberá indicarse quién es el responsable de esos datos.

En la guía exponen un ejemplo de cómo deberán pedirse los datos a partir de mayo:

Texto Ejemplo GDPR

¿Cómo afecta el GDPR a marketers?

Estas son las claves principales, recogidas en Digiday:

  • Las multas más altas pueden llegar a los 20 millones de euros, o al 4% de los ingresos globales. Los reguladores de la UE han dejado claro que pretenden buscar marcas de alto perfil como una forma de obligar a las empresas a cumplir la ley.
  • Se incluye como dato personal la IP o las cookies. Como decíamos, aquí reside el mayor cambio, ya que ahora muchas cookies se recopilan sin la aprobación expresa del usuario.
  • Los anunciantes deberán conseguir el consentimiento explícito e informado. Se acabaron los formularios “clickwrap”, es decir, los contratos largos (que todos aceptamos sin leer) con casillas marcadas previamente.
  • No solo afecta a las empresas europeas sino a todas aquellas que tengan datos de ciudadanos europeos.
  • Las empresas tendrán que conseguir la re-autorización de los usuarios de aquellos datos que la compañía posea.

¿Cómo afecta el GDPR a publishers?

En primer lugar, los publishers deberán especificar –para usuarios europeos y como en la imagen anterior–, cuál es la finalidad de la recogida de datos y el responsable.

Y por supuesto, las multas del 4% de los ingresos globales que comentábamos en el apartado de los marketers también les podrían afectar.

Pero además:

  • Los publishers podrán bloquear el contenido para los usuarios que no quieran ceder sus datos. Otra opción sería dar acceso a distintas capas de contenidos según el consentimiento de los usuarios.
  • Igual que los marketers, los publishers necesitarán la re-autorización de los usuarios de sus datos.

 

En resumen, los datos personales se amplían a las IPs y cookies, el usuario deberá estar mejor informado y además, deberá haber un mayor control y seguridad por parte de las empresas (en esto no hemos entrado en detalle por ser demasiado técnico pero puedes encontrarlo en los enlaces que verás a continuación).

Por otro lado, veremos nacer una nueva figura “Chief Data Protection Officer”, de la que hablaremos en este blog en breve.

¡Esperamos que este post te haya sido útil! Si quieres más información sobre este tema, puedes consultar los siguientes enlaces: