grandes publishers programática

¿Qué están haciendo los grandes publishers en publicidad programática?

Algunos de los medios de comunicación más potentes están apostando fuerte por la publicidad programática.

Durante los últimos meses, estamos observando muchos movimientos interesantes de grandes cabeceras internacionales que o bien están cambiando sus estrategias, o bien están formando a sus equipos con urgencia.

Las razones están claras: la programática permite una mayor segmentación de la audiencia por lo que la publicidad gana en relevancia tanto para el usuario, que disfruta de unos anuncios más personalizados y significativos para él; como para la marca, que consigue mejores resultados de sus campañas.

Veamos qué está ocurriendo exactamente en el mercado de los grandes medios:

BBC

Según Digiday, esta compañía ha formado en publicidad programática a más de 100 personas en los 12 mercados en los que opera.

Por ahora tienen ocho especialistas en programática repartidos de la siguiente manera: tres (que pronto serán cuatro) en Reino Unido, dos en EE.UU., uno en Canadá, otro en Singapur y uno más en Australia.

Aunque no se sabe el porcentaje de ingresos publicitarios por la programática, desde Digiday prevén cambios cercanos en su estrategia dada esta masiva formación de su plantilla.

New York Times

Ya comentamos en detalle en este artículo cómo la programática se ha convertido en uno de los ejes centrales de este medio norteamericano. Estos son sus últimos movimientos:

  • Ha contratado a dos nuevos directores de programática en Singapur y Londres para expandir su mercado.
  • Todos los equipos de ventas venden inventarios programáticos dentro del paquete general.
  • Personaliza y modifica cada trimestre sus productos programáticos para adaptarlos al máximo posible a las necesidades de sus clientes.

Sin duda, todos estos esfuerzos no deben de ser en balde, por lo que imaginamos que el NYT está teniendo buenos ingresos gracias a la programática o como mínimo, prevé tenerlos.

The Economist

240%. Esto es lo que crecieron los ingresos por publicidad programática de The Economist durante el pasado año, según explica DirCom.

Ashwin Sridhar, Vicepresidente y Jefe de Productos Digitales de la compañía en 2016, explicó que las tasas de crecimiento de la programática eran astronómicas.

Y afirmó que una de las claves está en la buena reacción del lector ante la oferta programática premium.

Ya lo comentábamos al principio del artículo: la programática permite una publicidad más relevante, y esto se refleja tanto en el comportamiento de los usuarios como en los resultados de las campañas.

The Guardian

Para este medio británico la publicidad programática ya supone el 85% del negocio de su publicidad display, tal y como se expone en este artículo de AdExchanger.

Además, este medio va más allá y estudia en profundidad los datos que obtiene para mejorar sus negociaciones con marcas en programática directa.

De esta forma, pueden estudiar con detenimiento por qué anuncios puja cada marca y contra quién compite, y le ofrecen una mejor solución para optimizar al máximo sus inversiones.

 Grupo Prisa  

Desde DirCom afirman que la compra programática representa entre el 25% y el 40% de sus ingresos por publicidad digital.

En el caso de El País, este porcentaje oscilaría entre el 30% y el 40%, cuotas similares a las del diario deportivo AS.

También comentan que durante el primer semestre de este año, el  grupo facturó 23 millones de euros en publicidad digital, y auguran que la programática podría añadir a este paquete otros 9 millones.

 

Ya llevamos años viendo que la publicidad programática no ha parado de crecer y por las previsiones que se auguran, todo apunta a que seguiremos en esta misma línea.

Si tú también eres publisher y quieres saber cómo rentabilizar al máximo tus inventarios, contáctanos desde aquí. Te atenderá nuestro equipo especializado en publishers para estudiar tu caso y ofrecerte las mejores soluciones para maximizar tus ingresos en programática.

Estrategia programática New York Times

Así es la estrategia programática internacional del New York Times

Hace unos meses, Digiday nos explicaba que la expansión territorial es uno de los pilares claves del New York Times para conseguir doblar sus ingresos digitales en 2020.

Aunque las suscripciones digitales son uno de sus principales focos estratégicos, otro de ellos es la publicidad programática. Por ello, contrató a dos altos cargos especializados en programática para aumentar sus operaciones internacionales en los mercados donde se espera un mayor crecimiento: Londres y Singapur.

Jason Jutla, Head of Display EMEA at Essence, explicaba en el artículo que la escala será “su mayor desafío”. Según datos de comScore, el NYT tiene unos 5 millones de usuarios únicos mensuales en UK, y unos 15 millones en Europa. Según la visión de Jutla: “Si se mira por mercado, aparte de UK y Alemania, los números serán pequeños y con audiencias muy específicas que se alinean solo con unos pocos anunciantes”, afirmaba Jutla.

Departamento programático internacional basado en acuerdos directos y soluciones personalizadas

Todo está planificado. El NYT lleva tiempo apostando por la programática, departamento en el que trabajan seis personas en total solo en ventas: cuatro desde EE.UU. y los dos nuevos directores en Londres y Singapur. Además, todos los equipos de ventas directas venden también programas programáticos dentro del paquete general.

Según Digiday en este artículo más reciente, actualmente están trabajando en cientos de campañas programáticas en Europa, Sudamérica y Asia-Pacífico. Eso sí, lo que marca el ritmo de su crecimiento no son los open marketplaces, sino los acuerdos directos.

A nivel mundial, sus ingresos por publicidad programática se han duplicado en los últimos tres meses –en comparación con los tres primeros meses del año–, sobre todo por el trabajo conjunto con los anunciantes en soluciones programáticas personalizadas, así como subastas privadas y programmatic garantizado.

Productos personalizados y específicos cada trimestre

Sara Badler, Programmatic Advertising Director del NYT, explica que cada trimestre modifican y cambian sus productos programáticos para satisfacer las demandas de sus clientes, y que “todo es personalizado y específico para sus necesidades”.

No obstante, afirma que seguir esta línea es un gran reto: “Responder a los diferentes requisitos y demandas de los anunciantes en mercados distintos es difícil. Hay diferentes presupuestos en cada mercado. Solo en los mercados alemán y francés hay diferentes necesidades y distintos tipos de compra”, comenta en el artículo de Digiday.

Además, explica que aunquela ejecución de las campañas programáticas directas está automatizada, la negociación de los términos exige una cantidad constante de tiempo, sobre todo en Europa”, donde la competencia con las cabeceras nacionales se endurece.

Anunciantes estadounidenses y europeos

Aunque hay anunciantes estadounidenses del NYT que tienen una presencia global, algunos no lo eligen para publicitarse en un mercado más local, como explica Jason Jutla: “Los planificadores no tienden a incluirlos cuando piensan en planes específicos del mercado. Por ahora no tienen la escala o el público que hemos necesitado hasta ahora”.

Aun así, hay otros anunciantes globales que priorizan el entorno seguro que proporciona, ya que el NYT siempre se ha posicionado como oferta programática premium y transparente. Es el caso de la marca de lujo Coty.

El Director de operaciones de Beamly (la agencia de publicidad digital de Coty) explica que “trabajar con NYT nos da la confianza de ser pioneros en nuevas formas programáticas porque sabemos dónde estarán los anuncios, lo que significa que podemos impulsar una mejor innovación”.

Seguiremos de cerca su evolución para ver si consiguen (y cómo) su ambicioso objetivo.

Si te ha interesado este artículo, suscríbete al blog y cada semana nos veremos en tu correo con novedades programáticas.

 

Artículos originales:
Inside The New York Times’ international programmatic strategy
The New York Times looks to programmatic ad sales in international markets

 

estado actual inversiones tv programatica y addressable

Estado actual y previsiones de la televisión programática y addressable

Antes de sumergirnos en datos y previsiones para los próximos años, te recomendamos que si no estás familiarizado con estos términos y no sabes la diferencia entre ellos, leas primero esta otra entrada “¿Qué es la TV programática y la addressable TV?”.

TV programática: despegue en 2019  

Según eMarketer, el gasto en televisión programática en EE.UU. aumentará un 75,7% durante este 2017 y llegará a 1,13 mil millones de dólares, representando el 1,6% de todo el gasto en publicidad televisiva. No habrá grandes cambios en 2018 pero sí en 2019, donde se prevé que llegue a los 3,8 mil millones de dólares invertidos, más del triple en dos años.

 

Gasto en TV programática

 

Mucho más optimistas y progresivas son las previsiones de Business Insider, según los cuales este año el gasto en TV programática –también datos de EE.UU.– llegará a los 3 mil millones de doláres (frente al 1,13 que predice eMarketer). Por otro lado, el crecimiento en 2019 no estará tan acentuado sino que será similar al de 2018 con un incremento de 3 mil millones año tras año.

 

Business Insider - Gasto en TV programática

 

Lo que sí podemos afirmar con rotundidad es que esta tecnología irá ocupando el presupuesto de la publicidad televisiva convencional, ya que las ventajas son claras: reduce el porcentaje de impresiones malgastadas porque afina muchísimo más el target que desean los anunciantes. Y esto es, tal y como se demuestra en el siguiente gráfico, lo que más valoran los profesionales de esta nueva tecnología:

 

Emarketer: Beneficios TV programática para anunciantes

 

Addressable TV: buen arranque con menor crecimiento

Semejantes a los datos de TV programática son los que presenta eMarketer para la TV addressable, la que permite impactos uno a uno en tiempo real en base a las características y datos del público.

Aunque la inversión en 2017 es similar en ambos tipos –1,26 mil millones en addressable y 1,13 en programática–, durante los próximos años estas cifras se irán distanciando.

En 2018 la addressable superará a la programática, pero en 2019 cambiarán las tornas y se invertirá más en programática. Según eMarketer, en 2019 se invertirán unos 3,04 mil millones de dólares en addressable y 3,80 mil millones en programática.

 

Emarketer: Gasto en addressable TV

 

Oscar Orozco, analista senior de eMarketer, afirma que el mercado de addressable es un “mercado de vendedores” –refiriéndose a las cadenas de televisión–, por lo que aunque se podrían entregar anuncios totalmente personalizados a más de 74 millones de hogares en EE.UU., no se hace porque “están racionando el mercado”.

Según aclara, algunos de estos anuncios están orientados a un target muy específico y reducen los precios, por lo que las cadenas podrían estar preocupadas por la devaluación del precio de su inventario.

Este es solo uno de los retos a los que se enfrentará en breve la televisión programática y addressable. Si quieres estar al día de todo lo nuevo que sucede en este sector, ¡suscríbete al blog y te mantendremos informado!

futuro_video programatico

Tendencias: el futuro cercano del vídeo programático

El número de espectadores de vídeo online en EE.UU. seguirá creciendo al menos hasta 2021, según informa eMarketer. Aunque también auguran que las tasas de crecimiento irán disminuyendo según se llegue a la saturación del sector, es obvio que al vídeo –y más al programático– todavía le queda un largo recorrido lleno de novedades.

Veamos cuáles de ellas serán las más inmediatas:

Mayor inventario de vídeo premium

Los anunciantes necesitan inventarios premium de calidad para sus vídeos y según explica Phil Kyle en AdExchanger, esto ha sido durante mucho tiempo una limitación por encontrar mucho inventario de primer nivel ocupado o no disponible.

Ante esta demanda en aumento del vídeo online por parte de los anunciantes, muchos editores de calidad invertirán en disponer de un mayor inventario para vídeo, viendo sin duda la posibilidad de aumentar sus ingresos. Y si el nuevo inventario continúa vendiéndose bien, todavía querrán invertir más.

Aunque este panorama es sin duda muy optimista, los publishers premium deberán crear estos nuevos espacios respetando en todo momento la experiencia de usuario. Asimismo tendrán que realizar una mayor segmentación de su audiencia y definir buenas estrategias para monetizar sus contenidos sin perder calidad ni visitas.

Si por el contrario estos nuevos espacios dan lugar a vídeos intrusivos o agresivos, el uso del Ad Blocking aumentará. Y ninguna empresa del sector quiere ver subir los índices de uso de esta técnica.

Mayores estándares de medición

Siempre se necesita un tiempo de adaptación para que las tecnologías se asienten entre el público, y todavía más para que se reaccione a tiempo con medidas oficiales que contenten a todos los actores del juego.

Kyle lanza varias preguntas al aire sobre el futuro cercano de la medición en vídeo programático: ¿Cuáles serán los estándares para la viewability? ¿Deben tener audio automático los anuncios en vídeo? ¿Debería ser el usuario el que los silencie? Y si es él quien los silencia, ¿se descuenta la impresión de alguna manera para el anunciante? Poco a poco irán llegando respuestas homogéneas.

Anuncios más ligeros y adaptables

Andrew Buckman en ExchangeWire afirma rotundo que el móvil jugará un papel fundamental –todavía más– en las estrategias de video marketing por lo que la industria necesitará anuncios más ligeros que no aumenten el tiempo de carga de una página, ni gasten datos móviles, ni batería.

Del mismo modo, también deberán adaptarse automáticamente sin molestar al usuario y sin errores en las diferentes pantallas. Una de las soluciones que propone es abandonar Flash por HTML5, tal y como expuso la IAB en su nuevo ad portfolio.

Más creatividad y personalización en los anuncios

Ambos entrevistados están de acuerdo en la vital importancia del contexto para la recepción de los anuncios, así como en la búsqueda del máximo engagement con la mínima disrupción.

Una de las soluciones que propone Buckman –y que llegará antes o después– será un trabajo conjunto entre agencias creativas y de medios para mostrar anuncios relevantes y adaptados al contexto en tiempo real del usuario.

En este punto será crucial identificar al usuario y conectar con el customer journey para que pueda existir una creatividad real en los vídeos.

¿Qué opinas de estas tendencias? ¿Cuánto tiempo crees que tardarán en implementarse? Danos tu opinión en los comentarios ¡y no olvides suscribirte al blog desde la parte de la derecha para mantenerte al día sobre programática y vídeo online!

 

 

Fuentes consultadas para este artículo (y por si quieres ampliar la información):
AdExchange: The Future Of Programmatic And Video: An Inventory Explosion, More Blocked Ads Or Stifling Complexity
Emarketer Report: Q1 2017 Digital Video Trends: Monetization, Audience, Platforms and Content
Exchange Wire: The future of digital video
IAB: New Ad Portfolio
The Drum: Global online video consumption and advertising to increase by a fifth in 2017
The Drum: In the (near) future, everything is programmatic
tv programatica adressable

¿Qué es la TV programática y la addressable TV?

La tecnología programática ha revolucionado el ecosistema publicitario digital por su extrema eficacia y las posibilidades que ofrece. Sin embargo y como veremos a continuación, esta tecnología ya está modificando un medio hasta ahora tradicional como la televisión. Todo el sistema publicitario televisivo está empezando a sentir las convulsiones que produce una tecnología más eficaz y más rentable para anunciantes y marcas.

· ¿Qué es la TV programática?

La televisión programática es una forma de comprar espacios publicitarios en televisión utilizando datos y automatizaciones para llegar a una audiencia concreta con el fin de aumentar el ROI –retorno de la inversión– para marcas y anunciantes. O en otras palabras, es la automatización de la compra de publicidad televisiva basada en audiencias a través de una plataforma software.

Hasta ahora los audímetros colocados de forma representativa en algunos hogares permiten a los anunciantes invertir en publicidad según programas y franjas horarias, en aquellos en los que se encuentra su público objetivo (pero siempre en base a los datos de la muestra representativa).

En cambio, con la televisión programática se utilizan y cruzan datos digitales de todo tipo –First, Second y Third– y su comportamiento en entornos digitales. ¿Resultado? Los anunciantes compran audiencias en vez de programas pero con la ventaja del formato televisivo.

· ¿Cómo funciona?

En primer lugar, se necesita una televisión conectada a Internet o a un dispositivo OTT –Over the top–. Otra opción es que las televisiones tengan el Set-Top Box (STB), un dispositivo hardware que permite recibir la señal televisiva de forma digital, al mismo tiempo que envía datos del usuario de vuelta.

A partir de ahí, entran en juego los mismos actores que en el ecosistema de programático digital salvo que el inventario lo ofrecen las distintas cadenas televisión. Los actores que forman parte son:

Anunciantes y agencias de medios que quieren lanzar sus compañas.

– Las cadenas de televisión que ofrecen el inventario disponible.

– Los DMP –Data Management Platform–, plataformas tecnológicas de almacenaje de datos para cruzarlos en las diferentes campañas y encontrar al target demandado por los anunciantes.

– Los SSP –Suply Side Platform–, plataformas tecnológicas desde la parte de venta integradas con las cadenas de televisión para ofrecer el inventario.

– Los DSP –Demand Side Platforms– plataformas tecnológicas de compra que contrastan los datos demandados por los anunciantes con los de los DMPs y que realizan automáticamente la compra de espacios.

No obstante, y debido a la novedad, este proceso todavía no está 100% automatizado. Según Digiday, muchas veces las agencias de medios todavía tienen que llamar a los vendedores de publicidad de televisión para acabar de cerrar el proceso de forma tradicional. Lo que sí ha entrado en juego es el uso de estos datos para afinar al máximo el target.

Es decir, si la televisión programática es datos y automatización, digamos que por ahora tenemos recorrido la mitad del camino.

· Veamos un ejemplo

Imagina un anunciante que quiere impactar a posibles compradores de coches de 28 a 54 años con unos ingresos de 50.000 €/año y mínimo un hijo. Con la TV programática podrá identificar a este colectivo en la cartera de una cadena de televisión.

Cuando se realice la campaña, los datos extraídos también le indicarán la franja horaria en la que este target suele estar más concentrado, para acabar de ajustar la compra de publicidad.

· ¿Y qué diferencias hay con la addressable TV?

La addressable TV permite impactos uno a uno. Es decir, tres hogares viendo el mismo programa de televisión podrían ver anuncios totalmente distintos, en base a sus características y datos recogidos. El sistema identifica la composición del público en tiempo real y elige los anuncios más adecuados para cada uno.

O dicho de otra forma, la compra de audiencias a gran escala pierde sentido para aumentar la relevancia de cada impacto.

En futuros posts entraremos en detalle sobre cómo están cambiando las inversiones de los anunciantes en estos dos formatos y a qué retos se enfrentará en breve esta nueva televisión.

¡Suscríbete al blog desde la parte de la derecha y no te pierdas nada sobre la revolución programática!

 

Fuentes que han hecho posible este artículo (y por si quieres ampliar la información)
Optimedia: La televisión programática
Digiday: The state of addressable TV in 4 charts
Digiday: The marketer guide of programmatic TV
WYWY: Programmatic TV: How it works, the players & the right strategies
Michael Kubin: Programmatic vs adressable for dummies

12 estadísticas que muestran el estado actual de la publicidad programática

¿Cuál es el estado actual de la publicidad programática a día de hoy? ¿Cuánto se está invirtiendo en programática? ¿Y en vídeo? Hoy te recopilamos los principales insights de los últimos estudios para que tengas una visión del panorama global.

 

1) La inversión de la publicidad programática en España creció un 25,6% 2015 a 2016 (comparativa del primer semestre de cada año), en concreto la inversión en display aumentó un 19,3% y en vídeo programático, un 50,51%. (Datos de IAB Europe recogidos en el estudio de DatMean).

2) América Latina es el continente con el gasto en programática más reducido pero donde crece más rápido. Nada menos que un 197,9% fue lo que creció en 2016 (sin contar Brasil). (Datos de Forrester, Econsultancy y BI Intelligence, recogidos por DatMean).

3) El crecimiento estimado de la publicidad programática en España para 2017 es del 31%, al igual que en Italia y Grecia. En Reino Unido se estima un 59% y en Francia, un 56%. (Datos de MagnaGlobal recopilados por DatMean).

4) Tanto anunciantes, agencias y medios utilizan en mayor proporción datos de First-Party, seguidos por los Third-Party, en la proporción que se observa a continuación:

5) La publicidad programática nativa creció un 86% en 2016. (Dato de MediaRadar explicado en Marketing Directo).

6) El 47% de los profesionales de marketing y agencias en EE.UU. que utilizó durante 2016 la publicidad nativa, eligió la programática, destinándole el 19% de su presupuesto “nativo”. Al mismo tiempo, un 39% de este presupuesto fue a parar a publicidad social nativa. (Datos de eMarketer).

7) Este año el mayor crecimiento dentro de la programática será el vídeo, con un aumento de más del 55% del presupuesto invertido por los anunciantes en 2016. (Datos de Digilant explicados en El Programa de la Publicidad).

8) En EE.UU. el 69% de la inversión en compra programática es mobile, y se estima que la inversión durante este año sea de 15,45 mil millones de dólares. (Datos de Digilant).

9) Mucho del trabajo programático está externalizado. El 40% de las marcas utiliza Agency Trading Desks (ATDs) para gestionar sus campañas programáticas. 1 de cada 5 tiene un Trading Desk interno. (Datos de Business Insider).

10) Los mercados premium están en alza, dos tercios de las marcas utilizan marketplaces privados (Business Insider).

11) El gasto en publicidad programática aumenta un 20% anualmente. (Dato de Business Insider).

12) El RTB crece más rápido que la programática en general. Se estima que en 2020 el revenue del RTB será de 26 mil millones de dólares, frente a los 8,7 mil millones de este año. Mobile RTB y video RTB todavía crecen más rápido, aproximadamente el doble que la tasa programática general. (Datos de Business Insider)

 

Desde los enlaces accederás a los estudios y artículos completos, por si quieres entrar en más detalle. ¿Qué opinas de estos datos? ¿Cuál te ha llamado más la atención? ¡Te esperamos en los comentarios!

Qué tiene que ver Google con el header-bidding

Es posible que hayas oído hablar de Google cuando se nombra el header-bidding –técnica avanzada de publicidad programática de la que ya hablamos–. Hoy te explicamos por qué, pero antes, recordaremos brevemente en qué consiste y por qué ha sido denominada por algunos como la “técnica que anuló el status quo”.

Qué es Header-bidding y por qué “anuló el status quo”

El header-bidding es un código Javascript que se introduce en las cabeceras de las páginas de los publishers para ofertar su inventario de espacios (aquellos que no han vendido en acuerdos directos) a través de RTB.

Hasta la llegada del Header-bidding, se producía una subasta en cascada, conocido en inglés como “waterfall auction” (bastante parecido a las subastas reales, pero con tecnología). El publisher se conectaba a un Ad Exchange y se ofrecía la impresión a un partner preferente (el que más dinero había gastado históricamente). Si este primero no estaba interesado en la oferta, se enviaba al siguiente y así sucesivamente.

Esta era una gran ineficiencia, ya que al no tener en cuenta la demanda real no siempre se conseguía el mejor precio para el publisher por esa impresión. El sistema en cascada impedía que un partner “menos preferente” pudiera haber ofrecido más por dicha impresión.

Con la llegada del header-bidding un publisher puede conectarse a varios Ad Exchange al mismo tiempo y acceder así, a toda la demanda existente para su impresión en tiempo real asegurando además, el mayor precio posible.

Gráfico de Bonadza

Según  Business Insider, durante 2016 el 70% de los publishers lo implementó en su cabecera porque las ventajas son claras:

– Acceso para los publishers a una mayor demanda de anuncios disponibles, lo que les permite la posibilidad de conseguir el mejor precio para sus espacios.

Reducción de las ineficiencias y las devoluciones de anuncios –cuando nadie compra esa impresión porque el precio es muy alto o porque no hay anuncios disponibles– ya que se accede a una mayor demanda.

– También hay ventajas para las marcas, porque tienen acceso a pujar en todos los inventarios disponibles y a llegar con más precisión y a mejor precio a su target deseado.

Por qué a Google no le interesa el header-bidding

Además de todo lo anterior, el header-bidding rompe la ventaja que Google tenía en el proceso de cascada.

Google tiene un ad server muy potente DoubleClick for Publishers y también, su propio Ad Exchange, Adx. En RTB, los publishers que utilizaban su ad server vieron que este favorecía el intercambio de anuncios con su Ad Exchange, Adx. Es decir, Google perseguía sus propios intereses sin tener en cuenta si ese precio era el mayor que podía conseguir esa impresión.

Aparte, tal y como explica Mikel Lekaroz “el header bidding permite a otros Exchanges competir por impresiones que antes solamente veía y pujaba por ellas Google AdExchange”.

Como a Google no le interesa el header-bidding, el año pasado lanzó EBDA –Exchange Bidding Dynamic Allocation–. Una solución para que otros compradores –autorizados por él– puedan pujar también por las impresiones de sus publishers.

En conclusión, el header-bidding es una técnica que sin duda está ayudando a maximizar los ingresos de los publishers y aunque también tenga desventajas, seguirá evolucionando y mejorando (al igual que la propuesta de Google).

Por nuestra parte, seguiremos informándote de las novedades que vayan surgiendo. Así que si no quieres perderte nada, suscríbete desde la parte de la derecha.

 

 

Fuentes que han hecho posible este artículo:

Resumen de 2016: Crecimiento del vídeo nativo un 150% y sorpasso del outstream al instream

Hoy queremos compartir contigo nuestros datos del pasado año. ¿El objetivo? Analizar cuáles son las tendencias actuales en cuanto a formatos de vídeo online y las preferencias de las marcas.

¿Empezamos?

Los formatos outstream nativos crecieron un 150% en 2016

Durante el 2016, los formatos nativos outstream –aquellos que no necesitan un reproductor propio y que aparecen en una website integrados con su look&feel– han aumentado un 150%.

Una de las razones de este gran aumento es que ofrecen muy buenas métricas tanto de viewability –la métrica que muestra su visibilidad real– como de completion rate –la que indica cuántos vídeos se han visualizado por completo–.

Para conseguir estos resultados también hay que tener en cuenta las características del formato. Por ejemplo, en el caso de nuestro formato nativo outstream “Native Video” (haz clic aquí para ver la demo), el vídeo empieza a reproducirse solo cuando el usuario está viendo el player en su totalidad, y el audio sólo arranca si se coloca el cursor sobre el reproductor.

De esta forma, las marcas y anunciantes únicamente pagan por visualización completa ya que utilizamos el modelo CPCV –Cost per Completed View–, 30 segundos en desktop y 10 en mobile. Esto se traduce en un precio final muy eficiente porque se consiguen buenas métricas (altos VTR y CTR). Además, el vídeo programático permite a las marcas una gran segmentación por categorías de contenido.

Nuestro otro formato outstream es el InText (ver demo), cuya característica principal es que el vídeo aparece entre párrafos de un artículo o post y se reproduce cuando el usuario puede verlo en su totalidad y desaparece al acabar.

intext

Según nuestros datos, la demanda del Native Vídeo ha crecido un 180% y la del InText un 150% durante 2016 respecto 2015.

Preferencia por los grandes formatos

Pese a que el móvil sigue ganando tiempo por ser el dispositivo más utilizado por los usuarios, las marcas han apostado fuerte en 2016 por los grandes formatos de vídeo, en concreto por los big player de 640*480. Una de las razones, al igual que los formatos nativos que comentábamos antes, es que ofrecen buenas métricas.

En nuestro caso, el porcentaje de anunciantes que contrata grandes formatos frente a otros de menor tamaño es de 80% a 20%.

Sorpasso del Outstream (Nativos e InBanner) al Instream (Preroll)

El formato instream, es decir, el que aparece antes, durante o después de un vídeo que el usuario elige ver, se sigue utilizando aunque su demanda no crece tanto como los nativos oustream.

Si miramos nuestro producto instream – un preroll interactivo comercializado bajo el nombre de I-Spot – (ver demo), su porcentaje de demanda frente al resto de productos es de un 40%. El I-Spot es muy eficaz cuando las marcas quieren conseguir engagement con el usuario (por ejemplo, que tras la visualización del spot, se inscriban a un evento, se apunten a la newsletter de la marca o sean derivados a las redes sociales del anunciante).

Ispot

 

Por último, presentamos el InBanner, que representa el 20% (ver demo). Se trata de un vídeo emplazado en un espacio de banner robapáginas (300x250px).

Inbanner

Esperamos que estos datos te hayan dado una idea más concreta sobre cómo irán las tendencias en 2017. Para cualquier duda o comentario que tengas, ¡te esperamos en los comentarios!

 

Estas son las próximas tendencias en vídeo programático

Hoy queremos explicarte las últimas tendencias en vídeo programático. Desde nuestra sede en Miami estamos en contacto directo con las últimas novedades en EE.UU, que aunque todavía no implantadas en España, llegarán en breve:

 

Más formatos outstream y native

Durante el último año hemos identificado una mayor demanda de los formatos de vídeo nativos y outstream (aquí tienes una explicación en detalle de lo que significa instream y outstream). Las características propias de los outstream (que puedan aparecer sin necesidad de reproductor de vídeo) y de los productos de distribución nativos (que el vídeo aparezca integrado con el look&feel de la página), han favorecido sin duda las buenas métricas que obtienen y consecuentemente, la mayor demanda por parte de los anunciantes.

Sobre todo destacan sus buenos resultados en viewability, la métrica que indica cuántos vídeos se han visualizado realmente, y el completion rate, la que mide la atención de los usuarios, es decir, cuántos han llegado hasta el final.

El auge de estos dos formatos está directamente relacionado con el de los vídeos de gran tamaño, en concreto de 640*480 píxeles, cuya demanda también ha aumentado durante este último año.

 

Herramientas de control más exhaustivas

Existe un falso rumor sobre la programática de que los espacios que se ofertan son aquellos no comprados o de peor calidad. Nada más lejos de la realidad. No obstante, sí se requiere un conocimiento básico para poder comprar con criterio y obtener buenos resultados.

Este conocimiento lo tienen más que dominado en EE.UU., donde las herramientas de control son más exhaustivas y están más avanzadas que en España, sobre todo por presión de los anunciantes, que querían más detalle sobre dónde aparece su publicidad.

Las marcas que invierten en publicidad programática en EE.UU pueden saber los dominios exactos en los que aparecen, con qué tamaño ha aparecido el vídeo, si se ha reproducido con autoplay –arranque automático– o no, y métricas como el viewability rate y completion rate por cada website (aquí se ofrecen a nivel general de toda la campaña).

Aunque en España ya se está avanzando mucho en este tema, aún tendremos que esperar algunos meses más para que el nivel de control de las herramientas llegue al de EE.UU. Eso sí, sólo será una cuestión de tiempo.

 

Los vídeos en televisión también programáticos

No nos referimos a la televisión en abierto, sino a las Smart TVs y a sus aplicaciones, conocidas como dispositivos OTT –Over the Top–. Aunque la inversión todavía es modesta, hemos visto que en EE.UU el gasto asciende año tras año.

Con el paso del tiempo acabarán implantándose por la misma razón que la publicidad programática está ganando terreno en la publicidad online: por  sus ventajas tanto para anunciantes como para publishers.

 

Esperamos que este post te haya ayudado a entender mejor hacia dónde nos dirigimos. ¡Nos vemos en los comentarios!

Diferencias entre RTB y compra programática: Sal de dudas

Según los datos de OwnerIQ, durante el pasado año “el 55% de la publicidad display fue comprada de manera programática y dejó un gasto de 14.880 millones de dólares en Estados Unidos”. La publicidad programática ha llegado para quedarse, sin embargo, adentrarse en ella no es fácil: third-party Data, header-bidding, SSP

Parece que hay demasiadas siglas y conceptos tecnológicos difíciles de entender, pero no si se va a paso a paso. Por eso hoy nos centramos en ver las diferencias entre RTB –Real Time Bidding– y la compra programática.

 

RTB: Sólo un tipo de compra programática

El RTB o Real Time Bidding es sólo uno de los cuatro tipos de compra programática que existen. Seguramente es del que más hayas oído hablar porque goza de mayor popularidad que el resto.

Por lo tanto, todo el RTB es compra programática pero no toda la publicidad programática tiene que ser necesariamente RTB. Eso sí, sea del tipo que sea la compra programática el objetivo siempre será el mismo: mejorar el ROI –retorno de la inversión– de la publicidad online.

 

Entonces, ¿cómo funciona el RTB?

La traducción de Real Time Bidding es “subasta en tiempo real”, y lo subastado son las impresiones de un anuncio a una persona en concreto. Veamos un ejemplo: Imagina que tienes un blog o un site con diez espacios dedicados a la publicidad.

De esos diez espacios, cinco los tienes acordados con marcas que introducirán anuncios en tu web de forma tradicional y los otros cinco decides subastarlos a través de la publicidad programática.

A través de la tecnología de los SSP, DSP y ADExchange –a la cual tendrás que conectarte–, automáticamente y en tiempo real se pujará por tu espacio publicitario. Habrá distintas marcas, con sus correspondientes anuncios, que estarán buscando un perfil de persona como el que ha entrado en tu web.

Si les interesa el perfil de tu visitante (esto se sabe por el rastro de cookies que se crea), esas distintas marcas –aunque para ser más concretos la tecnología a la que están conectadas– pujarán por aparecer en ese espacio, y ganará aquella que ofrezca la mejor puja. Una vez adjudicada, de forma automática el anuncio de la marca ganadora aparecerá e impactará a esa persona que ha entrado en tu web.

¿Te imaginas la velocidad a la que ocurre todo este proceso para que se subaste la impresión, se gane la puja, aparezca el anuncio y la persona que acaba de entrar en tu web no note un tiempo de carga mayor del necesario? Exacto, milésimas de segundo.

Lo realmente revelador de la compra programática es que se puja impresión a impresión, por cada una de las personas que entran en un blog/site. Se puede hacer de distintas formas, pero concretamente si la puja se hace en tiempo real, estamos hablando de RTB.

De esta forma, las marcas sólo pujan por el perfil de persona exacto que les interesa, aquel que coincide 100% con sus intereses. Y los blogs/sites consiguen tener el mejor precio posible para sus espacios.

 

¿Quieres saber más?

Si quieres seguir aprendiendo sobre publicidad programática y vídeo online, ¡suscríbete a nuestro blog desde la parte de la derecha! Próximamente explicaremos todos los tipos de publicidad programática que tienes a tu disposición.

Y si lo que deseas es introducir tu blog/site en todo este ecosistema programático, ¡escríbenos aquí! Nuestra misión es ofrecerte el mayor beneficio posible por cada impresión de tus espacios.